JÓVENES ASINTOMÁTICOS PUEDEN SER PORTADORES DE COVID 19 SIN SABERLO, ALERTA EL ISSSTE

· Necesario que apliquen medidas preventivas para no contagiar a adultos mayores: Ramírez Pineda.

· Con la edad avanzada el sistema inmunológico envejece, las personas son más propensas a contraer infecciones y a complicarse, afirmó especialista neumólogo.

Ante la vulnerabilidad que presentan adultos mayores con enfermedades crónicas frente al COVID-19 y a la persistencia de casos y hospitalizaciones en el Valle de México, el Director General del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE), Luis Antonio Ramírez Pineda, pidió la ayuda de toda la población, especialmente de los jóvenes, para aplicar las medidas preventivas, pues muchos de ellos pueden ser portadores asintomáticos sin saberlo.

Aunque la mayoría de las personas de la tercera edad han permanecido en casa, suelen ser contagiados por jóvenes y adultos sin síntomas que tienen movilidad social y no se cuidan, por lo que el titular del organismo les reiteró el llamado a cumplir las medidas de cuidado preventivo y ayudar a proteger de manera especial a los más vulnerables del hogar ante el COVID-19.

Por su parte, el coordinador de servicios COVID del Hospital General “Dr. Darío Fernández Fierro”, Uriel Rumbo Nava, pidió a las y los jóvenes sensibilizarse, ser solidarios y responsables ante la pandemia y cumplir con las recomendaciones para cortar las cadenas de contagio.

De manera muy espacial, los exhortó a no organizar ni participar en fiestas o eventos de gran concurrencia de personas, porque el riesgo de propagar la enfermedad es muy alto.

“Aunque estadísticamente para la población juvenil hay menos riesgos, no están exentos de caer en el hospital por el coronavirus; cuanto más salen a lugares públicos, participan en fiestas y reuniones sociales, y si además no usan cubrebocas y no toman las medidas de cuidado, higiene y protección, pueden ser portadores del COVID-19 sin saberlo, y lo peor, llevar el virus a su casa y afectar a sus padres o a sus abuelos”, subrayó el especialista.

Refirió que al inicio de la pandemia, el grupo de personas que llegaban a hospitalizarse era muy variado. “Veíamos muchos adultos mayores, pero también adultos jóvenes de entre 30 y 50 años. En tanto que en la población pediátrica las enfermedades respiratorias tienen muy baja incidencia, menos del uno por ciento”, remarco Rumbo Nava.

Hay muchas razones por las que un adulto mayor tiene más riesgos de complicaciones de enfermedad, que amerite hospitalización y ventilación mecánica, explicó el neumólogo coordinador de servicios COVID.

“Al envejecer, nuestro sistema inmunológico también envejece, y eso nos hace más propicios a que una infección viral nos dé de una manera más agresiva; a mayor edad mayor riesgo de complicaciones y de adquirir infecciones en general, virales y bacterianas”, señaló el experto.

Otro factor importante asociado al incremento en el diagnóstico y en la gravedad de los pacientes con coronavirus, agregó Rumbo Nava, es la asociación a comorbilidades, “somos un país con alto índice de diabetes, hipertensión arterial sistémica y obesidad, circunstancias que favorecen que adultos mayores se hospitalicen por enfermedades graves pulmonares como SARS-CoV2”, por lo que el especialista los instó a cuidar su alimentación, hacer ejercicio y apegarse a sus tratamientos.

Por último, recomendó a la población estar atenta ante signos de alarma como tos seca, alta temperatura, dificultad para respirar y dolor en el pecho, si persisten y aumentan en 48 horas, es momento de acudir a un hospital COVID para ser evaluados.