POR ARABELA GARCIA…

Ya hay precampañas y pocas relaciones públicas

 

Las redes sociales solas no hacen todo el posicionamiento

 

 

 

Las redes sociales permiten que los políticos puedan comprender las preferencias, intereses, tendencias y expectativas de los electores por ello las campañas electorales tradicionales han quedado en el pasado.

Los canales digitales se han apoderado del marketing político y se han convertido en medios eficaces para que los candidatos interactúen con los electores.

En ese sentido, las redes sociales forman parte importante de la estrategia de marketing digital de un personaje político. En la actualidad, es imposible pensar en participar en una contienda electoral sin poner énfasis en un plan de publicidad que incluya el uso de las plataformas digitales.

La tecnología sobrepaso el grado de contenido que ofrecen los aspirantes en el sentido que el electorado solamente pide una cosa y el candidato ofrece muchas.

Los que votan en un grito desesperado hacen el llamado a que les cumplan y siendo algo tan fácil los candidatos han desechado esa palabra tan sencilla pero que siempre la omiten cuando llegan al poder, ya que se encierran en una burbuja de soberbia que los subyuga y los entorpece.

En la actualidad, los Social Media reúnen a 3200 millones de usuarios, lo que equivale al 42 % de la población mundial De este porcentaje, la mayoría de los internautas se encuentran en Facebook. La red social creada por Mark Zuckerberg cuenta con 2320 millones de usuarios, lo que representa el 68 % del total.

Siendo lo anterior una realidad al servicio de la comunidad porque no se ganan las campañas; entonces podríamos decir que le falta curricula política, es decir, acercamiento con la población, aplicación de recurso y simpatía.

En los últimos años hemos observado que los candidatos que ganan son pachangueros, mentirosos, ridículos, narcos, mujeriegos, pedófilos y demás y los que mejor currículo político tienen son los que se quedan atrás.

Entonces son las redes, es el electorado, o es el candidato el que está fallando para poder hacer una selección correcta de un buen político, que cumpla las expectativas que requiere una ciudad, o un estado para crecer.

Con el alcance que tienen las redes sociales es fundamental que se entienda la diversidad y complejidad de esta herramienta para que sea empleada de forma eficaz dentro de un plan de marketing digital de una campaña política.

Pero también es importante que los temas de gobierno que van a prevalecer una vez que el candidato gane sean preponderados en las políticas públicas del gobierno entrante.

Los aspirantes a candidatos están empeñados en tener más seguidores que un influencer, pero han omitido el contenido de lo que ofrecen porque la población se arto del contenido y ahora le da por divertirse con las campañas, al final de la campaña siempre es pan con lo mismo.

Para implementar una campaña política exitosa en las redes sociales, se deben seguir las siguientes recomendaciones: Conocer la marca; y en muchos casos salen candidatos o aspirantes, suspirantes llámele como quiera, que el pueblo nunca los había visto porque dizque ahora son de la 4T y son bien honestos y son gente del pueblo y para el pueblo, claro que estamos hablando en sentido figurado con un alto grado de verdad.

Trabajar en una campaña política es similar a implementar un plan de marketing digital de cualquier marca. Por ello, se debe comprender bien el concepto antes de anunciar que se postula a una contienda electoral y esto implica contar con un currículo, el cual muchos en su mayoría no lo tienen, porque en estos tiempos de la sinceridad y la anticorrupción, sieguen siendo parientes de la 4T.

Es importante contar con un equipo que les genere sinergia con el electorado, tanto en las redes sociales como en contenido y demás, que implica un periodo de posicionamiento

Investigar y comprender al público objetivo. Los usuarios a los que se espera llegar forman parte del grupo de ciudadanos de los que se busca conseguir más votos. Por esa razón, es esencial comprender sus necesidades, comportamientos y qué redes sociales frecuentan.

Establecer una estrategia para corregir errores de relaciones públicas; la persona que esté en este puesto es la que abrirá la puerta al sí o no de la simpatía o antipatía que pudiera tener algún elector con el postulante.

Por lo anterior las campañas no funcionan quien maneje las relaciones publicas de una campaña debe ser una persona totalmente interiorizada en el tema político, que conozca los gustos y necesidades de la generalidad de la población para darles una probadita de lo que quieren escuchar y de cómo quieren ser tratados pero como siempre este personaje sufre ausencia en las campañas es que los candidatos salen más sucios que un palo de gallinero.

En Tamaulipas hemos observado un sinfín de personajes que van y vienen y que quieren ser los aspirantes de la 4t para la candidatura a la gubernatura del estado, pero son pocos los que se han conseguido a una persona que haga la chamba de relaciones públicas y social media que requieren para ir desmenuzando su currículo para dar a conocer que traen en el morral.

Al referirnos al tema anterior, el único que está haciendo esta chamba es FELIPE GARZA NARVAEZ, y aun cuando muchos lo colocan o mejor dicho ni lo colocan es quien trae por lo menos el 50 por ciento de los requisitos que debe traer un personaje con aspiraciones de ese nivel en Tamaulipas.

Mientras que algunos de los suspirantes traen amigos aquí y allá, no traen definido un equipo que pueda organizar la agenda de primera mano para que se les vaya conociendo a través de sus pláticas, entrevistas, rueda de prensa y demás para que el electorado vaya sabiendo quien es el mejor posicionado.

De los que se mencionan con miras a poder ser elegido, son HECTOR MARTIN GARZA GONZALEZ, mejor conocido como el GUASON, RODOLGO GONZALEZ BALDERRAMA que nadie lo conoce más que en el sur y AMERICO VILLARREAL, que se le conoce más por su papi que fue gobernador.

El contenido que se publica en las plataformas digitales es la base de una campaña de marketing digital durante una contienda política. El material que se publique en las redes sociales debe ser consecuencia de un análisis previo a la audiencia.

Las ridiculeces que publican en las redes con relación a si comieron tacos o no poco le importan al electorado, lo mejor es saber si van a cumplir lo que otros prometieron y no pudieron o si realmente le van a entrar a hacer cosas nuevas, el resto es pan y circo.

SUGERENCIAS Y COMENTARIOS arabelagarcia01@hotmail.com