DE PRIMERA… LA DAMA DE LA NOTICIA

POR ARABELA GARCIA…. 09 DE AGOSTO DE 2021

Urge apertura de la Frontera; perdidas millonarias en dólares

La variante Delta y la tercera ola que no termina

 

La estrategia de una campaña de vacunación masiva en los estados del norte para reabrir la frontera con Estados Unidos, planteada por México, no ha resultado del todo excelente ya que a 17 meses del cierre de la misma, no hay esperanza que en tiempo inmediato se pueda abrir.

Considerando que la tercera ola ha permeado también en el lado americano con gran intensidad, al igual que en el país mexicano. El cierre de la frontera México- Estados Unidos, está generando pérdidas millonarias para ambos países unos en pesos y otros en dólares pero el caso es que según una investigación de JOSE IVAN RODRIGUEZ analista educativo, la afectación a la economía de las comunidades del lado estadounidense de la frontera asciende a unos $ 10, 000 millones en pérdidas desde el inicio de la pandemia en marzo del 2020.

En cualquiera de los cruces como Laredo, McAllen, o en Eagle Pas, la situación económica es grave, las cortinas de metal de los diversos establecimientos comerciales han remplazado a los aparatos llenos de mercancía y no hay esperanza aun de reabrir.

 

A pesar de que México agilizó la inmunización contra la COVID para la población mayor de 18 años en los municipios de seis estados fronterizos, el gobierno de Estados Unidos decidió extender el cierre de la frontera un mes más.

La Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) confirmó que el cierre se extenderá hasta el 21 de agosto.

Este día el Presidente ANDRES MANUEL LOPEZ OBRADOR, sostendrá una entrevista vía telefónica con la vicepresidenta KAMAL HARRIS, en la cual le pedirá la apertura de la frontera, una vez que México ha cumplido el trato, sin embargo parece que a Estados Unidos no le importa el cierre ya de muchísimos negocios del lado americano que han cerrados sus puertas ya que la economía que se genera en estos espacios fronterizos aterriza en el cruce.

Estados Unidos y México mantienen cerrado el paso al tránsito terrestre no esencial, como turistas o visitantes eventuales, pero permiten el de mercancías, trabajadores o estudiantes.

Los comerciantes de las zonas fronterizas, señalan que las que alguna vez fueron calles llenas de compradores y de comercio binacional, ahora lucen más solitarias que en cualquier momento en la última década.

Es muy triste ir caminando y ver los negocios cerrados”, dijo TECLO GARCIA, director de Desarrollo Económico de Laredo, ciudad fronteriza con Nuevo Laredo. “Es lo que más duele, que no sabemos si volverán a abrir o no”, ya que muchos han perdido no solamente al cliente sino que se han descapitalizado tremendamente.

La economía de estas ciudades fronterizas ha dependido por décadas de muchos de estos compradores, pero las restricciones a los cruces de viajeros por motivos ‘no esenciales’ frenaron la derrama económica que generaban las miles de personas que cruzaban desde México todos los días.

Los comerciantes americanos han tenido que crear formas de mantener las ventas ya que sus mejores clientes vienen de México, entonces se creó la venta por línea y se exporta el producto, o alguien va por ellos y los lleva a diversos puntos de la República Mexicana, coincidieron en señalar algunos comerciantes de la frontera americana.

El mayor daño ha sido en la industria de la hospitalidad como hoteles y restaurantes, además de otras actividades indirectas relacionadas con la economía fronteriza; Se estima que en ese momento había pérdidas de $1,900 millones, sólo en los negocios minoristas.

Texas destina la recolección de impuestos a la venta para financiar educación pública, servicios médicos, seguridad pública y gastos generales del gobierno estatal, Según un estudio, el estado ha dejado de percibir esos rubros

Las estadísticas del Departamento de Transporte de Estados Unidos sobre cruces fronterizos ofrecen evidencia de cuán severa ha sido la afectación. De abril del 2020 a marzo del 2021 disminuyó en 50% el cruce de personas que viajan en vehículos desde México, y 60.7% el cruce de personas a pie.

Los negocios de la frontera enfrentan una crisis sin precedentes porque miles de personas ya no están pasando a consumir y eso pega directamente en el corazón de estas comunidades fronterizas.

Y los mexicanos también están perdiendo porque pasaban (a Estados Unidos) a comprar bienes que conseguían más baratos en Estados Unidos y ahora ya los tienen que comprar en México a un mayor precio.

El cierre parcial de la frontera también mostró otra cara de la moneda: la de quienes ganaron a pesar de las circunstancias adversas, como los que se dedican a la tecnología ya que con el home office hubo que adaptarse con aparatos nuevos, entre otros insumos.

Sugerencias y comentarios arabelagarcia01@hotmail.com