«GOBIERNO DE CARICATURA»

Con la aprehensión del General Salvador Cienfuegos, acusado por la DEA de ser el comandante ‘El Padrino’, lo cual la justicia norteamericana tendrá que probarlo en un juicio sumario, lo que ha puesto en total entredicho, es al Gobierno Federal mexicano, a la Fiscalía General de la República y a la Suprema Corte de Justicia de la Nación.
Me explico, durante 22 meses, hemos presenciado a un gobierno de la 4T ausente de actividades en la economía, seguridad, salud y educación. Un gobierno empecinado en cada mañana de mostrarse en campaña política y no atender medianamente sus responsabilidades.
Desde que inició este des-gobierno, al que llamó de ‘caricarura’, lo único que viene haciendo es denostar a las clases medias mexicanas, polarizar a la sociedad, dividir nuestras familias, ofender la propia investidura presidencial.
Hoy no nos cabe la menor duda, que este poder ejecutivo, se ha burlado y manchado a los otros dos poderes.
Al poder legislativo, usando y abusando de él, al contar con una mayoría simple del propio partido en el gobierno, han utilizado dichas mayorías para arrasar y terminar con las instituciones.
En el caso del poder judicial, representado por la Suprema Corte de Justicia, la han rebajado a la peor de sus épocas.
El último hecho lamentable demostrado en la SCJN de respaldar las inconstitucionales ‘consultas ciudadanas’ a modo del presidente, han dejado a la otrora respetable institución, como un instrumento más del avasallamiento político de este desgobierno nacional.
‘México es más fuerte que sus problemas’. Sin duda México y los mexicanos de buena fe, están atentos de todos los acontecimientos que vivimos desde el 1 de diciembre de 2018, en que esta Cuarta Deformación nos viene insultando y destruyendo.
Sin duda, la caída de la economía mexicana, con al menos el 10% del PIB al cierre de este año, la quiebra de no menos de 500 mil empresas pymes, el desempleo abierto de 8 millones de trabajadores, la entrada de 15 millones de nuevos pobres, lo único que probará es que se deberá poner un alto a las políticas fallidas actuales.
No menor importancia se deberá atender, al mal manejo de la pandemia del Covid-19, que ya rebasó a los 85 mil fallecidos, y se sigue contando hasta seguramente rebasar los 100 mil.
La cereza del pastel, la registran los homicidios dolosos y con violencia, que ya superan los 70 mil muertes que prueban que en dos años ya están cerca de superar los datos del pasado sexenio.
Habrá que sumarle los casos lamentables de feminicidios, muertes de niños por cáncer, el aumento de robos, masacres, secuestros y demás delitos que hoy por hoy nos muestran un país en total decadencia…

¿Hasta cuándo con esta caricatura?