«CASO DESAFUERO: MERO TRÁMITE DEL CONGRESO ESTATAL»

 

Después de aprobado 3 a 1 por la Comisión Dictaminadora, la instrucción ‘ha lugar’ del posible desafuero del gobernador de Tamaulipas. Este viernes, el pleno, último día de las sesiones ordinarias de la Cámara de Diputados federal, será aprobado el mismo por oficio ‘Fast Track’.

Obvio que los restantes casos de funcionarios del partido Morena, como el del Senador Cruz Pérez y el sonadísimo caso del Diputado de Morena por el estado de Puebla, no merecieron el mismo trámite que el de Tamaulipas. Los sospechosos de violadores y otras causales no son importantes, a lado de un caso no probado de ‘evasión fiscal’ ante la compra de un departamento. Todos sabemos que las operaciones inmobiliarias pasan por Notarios Públicos, que de entrada, son los encargados de descontar esos impuestos de compraventa, sin ello no se ejerce la operación.

Por tanto, las acusaciones contra el Gobernador de Tamaulipas se circunscriben a solo el ‘no pago de un impuesto’ y se olvidaron de los otros dos delitos ¿por lavado de dinero y delincuencia organizada?

Sin duda, el lunes veremos el siguiente capítulo de esta telenovela de cuarta, cuando se instruya el procedimiento del desafuero, ante la instancia estatal del Congreso de Tamaulipas, ajustándose estrictamente al artículo 111 Constitucional, para que esta última instancia instructora y revisora abra el caso y se encuentren que no existen elementos suficientes y concisos para desaforar estatalmente y realizar el cambio de una autoridad legítimamente electa.

Aquellos ilusos que esperan ver sangre y rodar cabezas, se llevarán una desilusión al ver la manipulación que se hacen de las leyes y sus reglamentos.

¿Seguiremos siendo testigos del uso faccioso de las distintas instancias por parte del poder central, en aras de vencer por medio de los otrora organismos autónomos, lo que no será posible lograr por medio de las elecciones?