POR TRAIDOR Y DESOBEDIENTE, “CORREN AL GUASÓN” DE LA 4-T….!

POR TENER bien ceñida “la etiqueta de traidor” el reynosense Héctor Martín Garza González, conocido bajo el mote de “El Guasón”, penosamente fue cesado del Gobierno de la Cuarta Transformación (4-T), donde éste sujeto de ínfima calidad moral, “hacia alarde de estar bien consolidado”, porque según él, contaba con todo el apoyo del Presidente Andrés Manuel López Obrador, pero finalmente, todo lo que este perverso individuo presumía aquí en Reynosa, como en todo Tamaulipas, resultó ser una falacia (mentira), porque la influencia política de la que, según el gozaba, “se le esfumó de la noche a la mañana”, porque “el Guasón”, amaneció “con la notificación de despedido” de la chama que ejercía, en el área de archivo en la Secretaria de Gobernación.

HÉCTOR MARTÍN, desde su función inicial como Sub-secretario de Educación en México, se dedicó más “a hacer talacha-electoral”, pavoneándose en todos los actos donde se presentaba, al dejar el indicio o la señal de que él, prácticamente “sería el prospecto idóneo” para buscar la Gubernatura de Tamaulipas, bajo las siglas de MORENA en el 2022, cuyo detalle, naturalmente, generó confrontaciones con otros militantes del referido partido político, entre ellos el actual Delegado Federal José Ramón Gómez Leal “el JR”.

EL INEVITABLE CESE, definido contra “del guasón”, es la consecuencia de “andar pasándose de listo”, porque evidentemente, el también “reconocido carpintero”, hacedor de cocinas integrales, aquí en Reynosa, jamás hizo caso, cuando desde las altas esferas de Morena y del Gobierno Federal, “se le conminó a que fuera más sensato en su actuar”, para que no apareciera en los escenarios “como candidato o abanderado político” a una cargo de elección popular.

Y COMO “el Guasón”, por su compleja postura de engreído, hizo rotundo caso omiso “al llamado de atención que se le hizo en tiempo y forma” y por ello, se tuvo que tomar cartas en el asunto y por tal motivo, se le cesó irremediablemente, porque Héctor Martín Garza González, lejos de sujetarse a las instrucciones que le fueron giradas, pese a esta advertencia, el petulante individuo “por su cuenta siguió” su tarea proselitista, porque en cada acto, hablaba de su interés, por el futuro político de México y Tamaulipas, por su obvio afán de “ser candidato a Gobernador” a través de MORENA.

HAY QUE señalar que, “al saber la gente que el guasón fue corrido” del cargo que ostentaba en la 4-T, hubo muchos militantes del gremio Morenista, que se sintieron harto felices, o alegres, porque aducen que Garza González, más que hacerle bien al partido, lo estaba perjudicando, por su descabelladas actuaciones. Porque siempre fue evidente que, “el carpintero, metido a político”, obró por pasarse las órdenes superiores “por el arco del triunfo”, porque el sujeto de marras, al sentirse fuertemente apoyado por AMLO, “como lo presumía voz en cuello” ante sus amigos y la gente que lo rodeaba, “se dedicó a hacer lo que más le interesaba y no atendía con puntualidad y firmeza los programas que tenía que mostrar o exponer ante las familias de todos los sectores populares de Tamaulipas y México.

EL PROBLEMA que enfrentaría Héctor Martin Garza González, si este fuera nominado candidato de Morena a Gobernador de Tamaulipas, es que, “el guasón es un claro cartucho quemado”, porque este reconocido carpintero, “no ganaría una elección, ni de candidato a velador” de la plaza Principal Miguel Hidalgo, ni de la Niños Héroes aquí en Reynosa, esa es la cruda realidad.

PORQUE recordemos que el cesado sujeto, ya fue diputado Local por el PRD, “bajo la etiqueta del dedazo o el comadrazgo”, y en esa vez, como diputado, “nunca trabajó por el bien de la gente” y si no lo hizo, “fue porque la ciudadanía, no voto por él”, porque a ciencia cierta, “los perredistas de aquel entonces, le hicieron el favor a Héctor Martín, para ungirlo como legislador de imposición y por ello, “el guasón” jamás de los jamases, sería un político comprometido con la sociedad, y si anda en el argot político, es porque “una chamba de gobierno”, le reditúa mejores ganancias, en comparación a lo que devenga, “vendiendo cocinas integrales” en su taller ubicado pro el boulevard Hidalgo aquí en Reynosa.

LO CIERTO es que, “el Guasón” al ser dado de baja del Gobierno de la 4-T, éste oportunista y ventajoso sujeto, pasará como siempre “al anonimato”, porque aunque él diga que, “buscará lograr su sueño político o dorado”, o sea la Presidencia Municipal de Reynosa o la gubernatura de Tamaulipas,, la verdad es que Héctor Martín, pese a lo que diga, “no cuenta con el indispensable capital político”, como para dar la batalla electoral en las urnas y por consiguiente, “sin objeción, ahí estaría frito” y él lo sabe, porque ante la población reynosense “el Carpintero” Garza González, “no es bien visto por la gente”, así es que, “a la banca señor guasón”, con un fracaso político más en su haber”.

Por hoy es todo y hasta mañana.

Para sugerencias y puntos de vista en general al email: lupeernesto@yahoo.com.mx

– – – – – – – – – – – – – – – – – – – – –