Comparten derrotas

Con la “carabina” al hombro, una cara desencajada y prácticamente sin ilusiones, empezaron a incorporarse, algunos de ellos, a la función pública, tras haber sido postulados como candidatos a cargos de elección popular. Por los nombres, ligados a la administración pública, al congreso local e incluso, entre una misma familia, lo que más se podía esperar era una derrota y así fue. Personajes que llegaron a pensar que por el simple hecho de tener un vínculo con el Partido Acción Nacional o bien su dirigente LUIS RENÉ CANTÚ GALVÁN, podrían ganar, se dieron cuenta que no fue así. Otros que llegaron a ser alcaldes, diputados locales y hasta directores de área, tampoco les fue bien a ellos e incluso, a sus esposas, familiares o amigos. Y ejemplos hay muchos. Incluso, hay personas a las que les dio gusto haberlos visto derrotados en las urnas, por el ego, la soberbia, lo pedante y altanería que habían adquirido en los últimos años. A muchos panistas les dio gusto saber que YALHEEL ABDALA CARMONA perdió en la elección de ayuntamiento de Nuevo Laredo, sobre todo, por su antecedente militancia en el Revolucionario Institucional. A otros que MIRNA EDITH FLORES haya sido derrotada como candidata a diputada local por el distrito 05 con cabecera en Reynosa, por el simple hecho de ser la esposa del que fuera o es, director administrativo de la Secretaría del Trabajo ALEJANDRO MAYNE VALDEZ. También vieron con agrado que a FRANCISCO JAVIER GARZA DE COSS no le alcanzan los votos para una eventual reelección como diputado y finalmente, terminará el periodo para el que fuera electo en septiembre. Que la misma fuerte corrió IVETT BERMEA como candidata a la presidencia municipal de Matamoros, por el simple hecho de que es esposa de CARLOS GARCÍA GONZÁLEZ, y de paso, que el ex dirigente del PRD MIGUEL ÁNGEL ALMARAZ tampoco ganara como candidato a la presidencia municipal de Río Bravo ahora bajo las siglas del PAN. En el camino también fue derrotado como candidato a diputado federal por el distrito 03 ALEJANDRO ROSAS GONZÁLEZ procurador para la defensa del trabajo en el Estado, a quien por cierto, se le da más en la cocina que en lo político, toda vez que sabe preparar pozole, considerado como su platillo favorito. Tampoco se le hizo al transfuguista DANIEL SAMPAYO SÁNCHEZ que ahora con el PAN pretendía ser diputado local, aunque ya lo había hecho por el Revolucionario Institucional en Matamoros. Y así podríamos enlistar a otros y otras prospectas que, siendo esposos o esposas del presidente en funciones, pretendieron dar seguimiento al proyecto, dándose cuenta de que las intenciones son unas y las realidades otras. Un ejemplo de ello es PATRICIA QUINTANILLA ARCOS, la esposa del alcalde de Llera HÉCTOR DE LA TORRE VALENZUELA que también por la vía independiente, quiso ser la alcaldesa de esa población. Y nombres hay muchos, pero el espacio es poco. Algunos de ellos se mantendrán en la administración estatal, otros, al término del periodo para el que fueron electos, podrían incorporarse a cargos en el Gobierno del estado pero habrá algunos que de plano se regresarán a sus casas o sus negocios y tendrán que dejar la política por algún tiempo. En fin.

alfredoguevara0@gmail.com