Tinta Negra

Alfredo Guevara

Ya era tiempo

En las últimas semanas, la Capital del Estado ha registrado numerosos percances viales, accidentes en los que desafortunadamente han perdido la vida varias personas y otros, salido con heridas. Es una muestra de la movilidad social, que lejos de disminuir va y seguirá en aumento, conforme se acerque la navidad y por ende, al despido del viejo para dar la bienvenida al año nuevo. Hasta el momento, el nuevo director de Tránsito en Victoria GUILLERMO HERNÁNDEZ no sabe para qué le dieron el nombramiento, toda vez que no se le conoce plan o programa de trabajo a realizar, en un área tan importante, sobre todo en estos tiempos de pandemia, en los que la principal recomendación de la autoridad hacia la gente, es quedarse en casa. La ola de accidentes vehiculares, pareciera que despertaron el letargo del nuevo funcionario público municipal, que anunció el retorno de los operativos antialcohol. Justificó lo anterior, producto de la preocupación que dijo tener la alcaldesa PILAR GÓMEZ LEAL. Es decir, la iniciativa no salió de él, sino derivado de otras circunstancias. A la par del desorden que impera en la Capital del Estado, producto del mal y desorganizado trabajo de la empresa encargada de los trabajos de sustitución de tuberías, válvulas y tomas domiciliarias, habría que sumarle al exceso de movilidad vehicular, producto de la efervescencia navideña, que posiblemente ha ocasionado al incremento en el número de accidentes en motocicletas, choques y volcaduras. Sin embargo, el anuncio de HERNÁNDEZ VALDEZ suena vano, sin estrategia, coordinación y cuidado para que los agentes no incurran en los excesos. Si bien muchos elementos de tránsito toman en cuenta criterios para la aplicación de sanciones o toma de decisiones, hay otros que no es así y lejos de imponer autoridad, aprovechan los días o los operativos para sacar provecho, a través de la instalación de “retenes” escondidos en puntos estratégicos de la ciudad. En el peor de los casos, a los que infraccionan por el menor motivo, son a conductores que apenas traen el vehículo para trasladarse de un lugar a otro. Tema en el que debe poner especial atención el nuevo titular de Tránsito. Desde luego que los operativos antialcohol tienen que implementarse no solamente en la noche, sino también a determinadas horas del día, a sabiendas de que la Ciudad es un caos, derivado de la desesperación de unos, la proliferación de autos americanos y las condiciones que imperan en varias calles de la ciudad, donde insistimos, se han estado realizando trabajos mal programados. Ojala y GUILLERMO HERNÁNDEZ no solamente envíe a los elementos de tránsito, sino que también esté presente y sea testigo de la actuación de los agentes, porque de otra forma, hay quienes aplican ciertos criterios para no ser tan drásticos en la implementación del reglamento, pero hay otros que abusan del cargo y, a menos de que exista algo de por medio, son más flexibles al momento de tomar las decisiones.

 En fin.

alfredoguevara0@gmail.com