“Como si la muerte no ocurriera en sábado y domingo”: Felipe Calderón arremetió contra López-Gatell

El ex presidente de México dijo que los datos actualizados del COVID-19 no se pueden obtener por completo en fin de semana porque no hay tanto personal médico esos días

Calderón criticó la falta de personal médico en fines de semana (Foto: Cuartoscuro)Calderón criticó la falta de personal médico en fines de semana 

El ex presidente Felipe Calderón arremetió contra la gestión federal frente al COVID-19 pues, a su criterio, la Secretaría de Salud (SSa) debería de incrementar su plantilla de trabajadores para los fines de semana con la finalidad de tener los registros actualizados el lunes, en vez de esperar al martes.

“Y eso que, por increíble que parezca, no han contratado personal de suplencia para los fines de semana. Por eso los registros de defunciones disminuyen los lunes. Como si la muerte no ocurriera en sábado y domingo”, publicó el lunes 14 de diciembre en su cuenta oficial de Twitter.

Esta publicación la hizo en respuesta a Hugo López-Gatell, subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, quien actualizó los datos del avance de la pandemia.

Felipe Calderón criticó estrategia contra el COVID-19 (Foto: Twitter / @FelipeCalderon)Felipe Calderón criticó estrategia contra el COVID-19 (Foto: Twitter / @FelipeCalderon)

“Al 14 de diciembre de 2020 hay 1,255,974 casos confirmados COVID-19. Se han registrado 1,561,829 negativos, 114,298 defunciones confirmadas y 927,754 personas recuperadas. A nivel nacional, 57% de camas de hospitalización general están disponibles y 43% ocupadas. En camas con ventiladores, 64% están disponibles y 36% ocupadas”, notificó en sus redes sociales.

Cabe señalar que estos números van en detrimento del sistema de salud, pues en las últimas semanas se ha manifestado un repunte en casos positivos de la nueva cepa de coronavirus y de reducción en la capacidad hospitalaria en México. Cabe recordar que desde el mes de julio se había presentado una tendencia a la baja en el ingreso de pacientes COVID a hospitales; sin embargo, desde octubre esta tendencia se revirtió.

Aunado a esto, las entidades más afectadas por este nuevo rebrote son la Ciudad de México y el Estado de México, cuyas capacidades se han visto reducidas por encima de la media nacional.

La capacidad hospitalaria se ha visto mermada por el repunte de COVID-19 (Foto: Ssa)La capacidad hospitalaria se ha visto mermada por el repunte de COVID-19 (Foto: Ssa)

“Quiero informar que al día de hoy tenemos 83% de ocupación en camas generales de la Ciudad de México, y el Estado de México tiene un 73 por ciento, es decir, en la actualidad tenemos una disponibilidad que ronda entre el 17 y el 29 por ciento”, declaró Ruy López Ridaura, director general del Centro Nacional de Programas y Control de Enfermedades de la Secretaría de Salud.

De tal modo que la administración de Claudia Sheinbaum informó de nuevas medidas sanitarias para las 200 colonias de atención prioritaria por COVID-19, en donde sobresale el cierre de establecimientos a las 17:00 horas (tiempo del centro de México) y el retiro de venta de comida en vía pública.

Asimismo, el pasado domingo 13 de diciembre, el gobierno capitalino explicó que se reforzará la supervisión al cumplimiento de las medidas sanitarias como el uso adecuado de cubrebocas, filtros sanitarios e indumentaria de protección en todas las actividades económicas.

La pandemia continúa generando estragos en México (Foto: Reuters / Gustavo Graf)La pandemia continúa generando estragos en México 

También adelantó que se intervendrá en la dinámica de los tianguis y mercados sobre ruedas para que refuercen sus precauciones y sólo permitan la venta de alimentos para llevar.

Estas medidas lo que buscan es reducir la exposición de las personas al COVID-19 e incrementar la disponibilidad hospitalaria. Al respecto, la jefa de gobierno reiteró que se deben de evitar fiestas y reuniones en esta época del año, pues propiciarán más casos de coronavirus.

Finalmente, en el estado de Chihuahua, gracias a este tipo de medidas se pudo restablecer la capacidad hospitalaria en pocas semanas, pues hasta el mes pasado, la entidad gobernada por Javier Corral corría un gran riesgo de llegar a la saturación sanitaria.