El 2020 ha sido uno de los mejores años para la zona rural, en cuanto a obra pública se refiere, en virtud de que el Gobierno de Matamoros ha sido una de las administraciones más sensibles, que ha escuchado las voces de las familias del campo y que avanza en el cumplimiento de los compromisos asumidos.

Ejemplo de ello, fue la introducción de la energía eléctrica en el poblado La Capilla en donde por más de 30 años habían soñado contar con este servicio, y que hoy, es una realidad al aplicarse una inversión de  7 millones 440 mil pesos.

Leticia Flores Yáñez, delegada de la citada comunidad pesquera dijo que el Presidente Municipal de Matamoros es una persona sensible a las necesidades de la gente, prueba de ello, es que por muchas administraciones habían solicitado esa obra y ninguna autoridad los había escuchado.

Evaristo García, del poblado Isla Mano de León, también reconoció y agradeció las obras realizadas en su comunidad rural por el Gobierno Municipal de Matamoros, pues meses antes que en La Capilla, el Presidente Municipal también les entregó la obra de electrificación y el revestimiento de 2 kilómetros de acceso rural, con una inversión sin precedente en esa comunidad.

En esas obras que elevan la calidad de las familias de la Isla Mano de León, la inversión ascendió a 10 millones 300 mil pesos.

Algunas otras comunidades rurales han sido beneficiadas con acceso a escuelas, con techumbres, con revestimientos de accesos, con rehabilitación de calles, con la instalación y reposición de luminarias, entre otras acciones.

Para los habitantes del campo, esta es la primera administración que voltea a verlos y atiende sus necesidades, motivo por el cual consideran que el 2020 ha sido un año extraordinario en obra pública y confían que el 2021 también lo será.