MATAMOROS, TAMPS. Tras el incremento en los casos de COVID-19 que se presentan luego de las fiestas navideñas y de fin de año, los alcaldes de Matamoros y Brownsville, Texas acordaron esta mañana reforzar las campañas de promoción para pedir a la población que evite asistir a reuniones sociales o lugares concurridos. Los mandatarios sostuvieron una videoconferencia en la que compartieron información sobre la situación que prevalece en ambos lados de la frontera por la pandemia COVID-19 que sigue afectando la salud de los ciudadanos. Ambos coincidieron en el interés de hacer llegar el mensaje a la población en el sentido de que el virus sigue cobrando vidas, de ahí la importancia de continuar aplicando las recomendaciones de las autoridades de salud. Entre las principales recomendaciones destacan que los ciudadanos solo salgan de sus domicilios para asuntos esenciales como lo es el trabajo, la compra de la canasta básica o medicamentos, evitando asistir a reuniones familiares, de amigos o lugares concurridos. El Presidente Municipal de Matamoros destacó la necesidad de concentrar los esfuerzos en los centros de trabajo, en donde deberán extremarse las medidas de seguridad, principalmente en áreas que son utilizadas por la mayor cantidad de trabajadores, entre ellos, los comedores y los sanitarios que permanentemente deberán desinfectarse. A la población de ambos lados de la frontera, los mandatarios están solicitando su cooperación para que apliquen las recomendaciones de las autoridades de salud como lo son: la sana distancia, lavado de manos, utilización de gel antibacterial y uso correcto de cubrebocas.