El cobro por uso de la Autopista Nuevo Laredo-La Gloria fue calificado como onerosos, en tanto que el de la Autopista Nuevo Laredo-Monterrey des considerado fraudulento.

Ahuyentan turismo y carga alto cobro en peaje de rutas

 Abuso y fraude, autopistas que convergen a N. Laredo

 

                                               Por Javier Claudio

 

            En tanto el vecino estado de Nuevo León crea alternativas de paso hacia Estados Unidos y gratuitos, el viajar a Nuevo Laredo resulta oneroso al tener qué pagar dos cuotas por el uso de dos autopistas, Monterrey-Nuevo Laredo y La Gloria- Nuevo Laredo.

            Usuarios particulares y transportistas, calificaron como el primer gran impedimento estos dos cobros tanto para el transportista como el particular, la primera ruta ya saldada al Gobierno Federal en su inversión y la segunda por reciente creación.

            El automovilista o particular paga 109 pesos por el uso de la Autopista Nuevo Laredo- La Gloria en tanto que el transportista tiene qué desembolsar alrededor de 220 pesos, cifra que eleva de acuerdo a la cantidad de ejes.

            El otro gasto considerado onerosos y además injustificado es la Autopista Monterrey-Nuevo Laredo luego que ya fue concesionada desde 1991 a Viaductos de Peaje, S. A. de C. V. es por un monto de 282 pesos a particulares y 363 a camiones de carga.

            Donaciano Iturbide, usuario eventual de ambas autopistas, dijo que se debe exigir el fin del cobro de cuotas, al ser considerado como el gran negocio luego de ser cedidas por la Secretaría de Comunicaciones y Trasportes (SCT) a perpetuidad de empresas concesionarias.

            Guillermo Santos Leal, empresarios del autotransporte, criticó que desde 1991 se pague una cuota por utilizar la Autopista Monterrey-Nuevo Laredo, según en tanto se recuperaba la inversión y sin embargo se concesionó a empresa particular.

            Mencionó que luego de 28 años de operar la Autopista Nuevo Laredo-Monterrey, ésta ya debió haberse pagado con las cuotas de peaje y por lo tanto seguir cobrando es un fraude, sin embargo, la SCT la concesionó en 1991 a un particular.

             Datos aportados por la Cámara Nacional de Autotransporte de Carga (Canacar) y de la Confederación Nacional de Transportista Mexicanos (Conartram), indican que del 2012 a la fecha la SCT recaudó por encima de los ocho mil millones de pesos por concepto de peaje en la Autopista Monterrey-Nuevo Laredo.