El costo de la canal de bovino sigue siendo barato y su precio de 85 pesos kilogramo se dispara a partir del introductor hasta la comercialización por parte de carnicerías.

Alza a la carne de $114, es ganancia y especulación  

                                   

                                                Por Javier Claudio

 

            La diferencia entre el costo de 86 pesos del kilogramo en la canal de bovino y los 200 pesos del valor promedio de un kilogramo del corte de carne de corte de mediana calidad que adquiere el cliente, es la ganancia aproximada de intermediarios.

            De acuerdo a la información aportada por el presidente de la Asociación Ganadera de Nuevo Laredo-Ciudad Guerrero, Felipe Javier Fernández Martínez, la distancia entre el productor y el último comprador es la ganancia de quienes la comercializan.

            Un promedio de 114 por kilogramo, representaría entonces la ganancia que va desde el introductor hasta el que la comercializa en las carnicerías, sean estas de exclusividad de ese tipo de venta o bien dentro de las grandes cadenas comerciales.

            “Nuestro precio de venta de la canal de bovino sigue siendo barato, pues 86 pesos no es nada alto el costo, de donde se sacan los distintos cortes incluyendo los comerciales, peor que por igual le deja ganancia a la fila de intermediarios”, comentó.

            Indicó que la carne molida sería el tipo de la canal más comercial, esto es por lo barato y o que en su mayor parte consumo el público en general, pero seguirían ahí otros cortes como es la milanesa y la de asar.

            Fue entonces que citó Fernández Martínez que el tipo de corte es el onto de ganancia para el comerciante, luego que el introductor obtuvo lo propio con la introducción de la canal en los negocios.

            “Así tendríamos que las ganancias en los cortes de carne harían diferencia entre la comercialización de la carne molida y la aguja, que es un corte para asar y de mucha demanda ente el consumidor”, mencionó.