Pese a la cancelación de un 30 por ciento de turistas cinegéticos extranjeros, debido a la pandemia del Covid-19, la temporada se sobrepone con cazadores nacionales.

Avante cacería, pese al 30% de cancelación de extranjeros

 

                                               Por Javier Claudio

 

            La pandemia del Covid-19 registró también efectos en la temporada de cacería recién iniciada, al cancelar en esta ocasión un 30 por ciento de cazadores extranjeros su presencia en la región de Nuevo Laredo.

            Sin embargo la temporada de cacería de venado cola blanca 2020-2021 muestra también cifras optimistas, como es el hecho de contar con 250 cazadores entre nacionales y extranjero, apenas al inicio del evento, declaró Trinidad Benavides García, presidente de la Asociación Nacional de Ganaderos Diversificados (Angadi).

            La temporada anualmente registra la presencia de alrededor de mil 200 cazadores extranjeros y mil 800 nacionales, lo que equivale a que en esta ocasión se prescindan de un promedio de 900 tiradores deportivos.

            Expuso que la temporada enfrenta los estragos del Covid-19, pues en Nuevo León enfermó parte del personal de Parques y Vida Silvestre, que son los encargados de la misión de cintillos y retrasó la entrega.

            “Por fortuna en lo que respecta a Tamaulipas, la entrega de cintillos de cacería a cargo de la Comisión de Caza y Pesca Deportiva se realizó a tiempo y se tuvo una ventaja, pues Coahuila también tuvo imprevistos”, comentó.

            Aseguró Benavides García que al cierre de semana, según se informó, estará normalizada la situación de entrega de cintillos en los tres estados que tiene cacería de venado cola blanca, con el indicativo de normalizar el evento.

            “Sin duda alguna nos sentimos muy satisfechos, pues pese a la cancelación de un número de cazadores cinegético extranjeros debido a la pandemia del virus, un buen número de nacionales nos han confirmado y eso fortalece la temporada”, asentó.