Los préstamos crediticios a las pequeñas y medianas empresas están vetados por la banca, que preferentemente atiende a los gobiernos, donde está asegurado el pag

Banca discrimina créditos y son preferentes al gobierno                                           

Por Javier Claudio

La severidad en créditos de la banca, limita toda posibilidad de recuperación a las pequeñas y medianas empresas, al ser manejados con táctica discriminatorias mayormente entre empresas solventes a fin de asegurar el pago.

El Gobierno Federal debe extender sus programas de apoyo para las pequeñas y medianas empresas, al considerar que son estas las que verdaderamente están desprotegidas al no tener acceso a los créditos bancarios, declaró el empresario Fernando Torres Villarreal.

Destacó la urgencia de rescatar el empleo perdido durante los últimos meses como efecto de la contingencia sanitaria aplicada para hacer frente al coronavirus y cuya acción debe ser urgente e inminente para evitar repercusiones mayores al desarrollo del país.

Observó que el formato crediticio de la banca está encaminado preferentemente a los gobiernos, por la seguridad de pago que se tiene a través de los cargos que se hacen a los presupuestos.

“La pequeña y mediana empresa, esas están prácticamente vetadas en la banca, amén de que los intereses son demasiado altos y dificultan la conclusión del en los tiempos convenidos”, expresó.

Asintió en que tienen razón ciertos grupos de empresarios, al considerar que hay que cuidar las empresas para conservar a su vez el empleo y sólo se puede lograr mediante incentivos mayores a los que el Estado y Federación han estado practicando por separado.

“Hubo despidos masivos, faltaron recursos para las pequeñas y medianas empresas, peor aún que aparecen como inexistentes los créditos bancarios”, deploró el ex presidente del Consejo de Instituciones de Nuevo Laredo.

De las llamadas empresas grandes dijo que, si bien enfrentan situación también difícil, su posición es diferente si se toma en cuenta que tienen líneas de crédito y otro tipo de facilidades para solventar la situación.

“Estas empresas denominadas grandes, tiene posibilidades de sacar adelante cualquier crédito que se les otorgue y sin embargo son las que más critican”, deploró Torres Villarreal.