La compra de alimento para ganado, un lamentable sangrado económico en productores ante la falta de pastizales por efecto de sequía. (Foto J. Claudio).

Caos ganadero, por sequía y bajo precio de compra de EU

 

                                                Por Javier Claudio

 

            La sequía y la nueva baja registró el precio de la libra de ganado mexicano de exportación, al establecerse en 1.60 dólares, mantienen en un estado preocupante al sector productor ganadero de la región.

            Fue desde el pasado mes de noviembre cuando se registraron algunas lluvias leves que apenas mitigaron la falta de agua Enel campo, no así para abastecer presas y crear la suficiente humedad para reverdecer de campos, declaró Felipe Javier Fernández Martínez.

Acerca de la baja en el precio del ganado de exportación, dijo que esto se acentúa si se considera que llegó a ser pagado apenas hace algunos meses por encima de los dos dólares y con récord de tres dólares hace tres años.

            “Confiamos que esta caída en el precio, signifique que haya tocado fondo, aunque no nos arredra pues este ingreso en dólares sigue siendo bueno y nos sirve para adquirir materia prima en el lado americano y sostener nuestra calidad de ganado”, dijo.

            Estableció que, aunado a la la baja al precio del ganado de exportación, un buen número de exportadores decidió contraer este tipo de operaciones en tanto se recupea un mejor precio.

“Registrábamos hasta tres mil becerros los que mensualmente exportábamos, algún cinco por ciento de nivel local, mientras que el resto de los becerros provienen de ranchos del interior del país”, dijo.

            Destacó también que la suspensión de la actividad a once estados de la República Mexicana y el endurecimiento de los requisitos sanitarios a varios estados, entre ellos Tamaulipas por igual contribuyen e la contracción.

Sn embargo destacó que, al sostenerse una vigencia en la producción de becerros, por consecuencia tiene qué ser constante la venta de exportación, por lo tanto, el productor está en movimiento constante para comercializar.

Asintió Fernández Martínez en que al ser extensiva la falta de lluvias en la región, tampoco se ha dado el fortalecimiento de pastizales de lado americano y eso norma la compra y venta de ganado, así también el precio de compra.