La venta de vivienda se ha mantenido estática en sus precios, sin embargo, se sostiene un compás de espera para la reactivación, la que depende del resto del sector económico.

Confusión y sorpresa frena actividad de bienes raíces

                                               Por Javier Claudio

 

            Del panorama de desorden, confusión y sorpresa que tienen ante sí los negocios dedicados a bienes y raíces, prolonga la posibilidad de recuperación en este rubor pese a que se observa una tendencia a reactivar la economía tras la pandemia sanitaria.

            “Si bien podrían algunos sectores comenzar a reactivarse, para nosotros tardará hasta fin de año, debido a que las familias aparecen agotadas en sus recursos tras el año que llevó la emergencia sanitaria”, dijo Oscar Chapa González, director general de Avalúos, Bienes y Raíces.

            Asintió que su reactivación vendrá tras la recuperación económica de los sectores, además de sumarle que este es un año electorero, donde pondera quién nos va a representar, en tanto todo aparece en una confusión, desorden y desconfianza.

            “Y hablamos de desconfianza por cómo será formado nuestro gobierno, el que estaría integrado comuna entremezcla de ex priistas y otro tanto de panistas, además de que falta la integración de los morenistas”, dijo,

            Expuso que, toda esta situación que envuelve a la ciudad requiere de una espera, tanto de la reactivación tras el relajamiento gradual de medidas sanitarias, así como quienes van a integrar el Cabildo.

            “Si la recuperación se lleva al menos cinco meses, para nosotros llevará hasta fin de año, pues dependemos de la meja económica en general para poder reactivarnos de manera gradual”, dijo Chapa González.

            Criticó la situación de Infonavit, al adoptar una situación exigente que le ha propiciado una contracción en los créditos, sin prestar oportunidad cómoda para la adquisición de una vivienda para los trabajadores.

            Puntualizó al citar que durante el año que suma la pandemia, se han mantenido estables los costos de las viviendas, es decir, si costaban 500 mil pesos, actualmente cuestan igual y eso sería una ventaja parala reactivación de bienes y raíces.