Son las mujeres quienes continúan liderando la adopción de medidas preventivas de seguridad, como son seguros de vida y en autos, según AMASFAC.

Destaca liderazgo la mujer en la cultura de prevención

           

                                                Por Javier Claudio

 

            Esta plenamente comprobado que es la mujer quien se sostiene como líder en toda acción relacionada a la cultura de la prevención sobre los riesgos cotidianos relacionados con la seguridad.

De acuerdo a las estadísticas de compañías aseguradoras, es la mujer quién mayormente adquiere este tipo de servicios, para así continuar sosteniéndose en un sitio preponderante, dijo Miguel Ángel Rodríguez Sosa.

El experto en ventas de seguros, dijo que de acuerdo a la coordinación de la Asociación Mexicana de Agentes de Seguros y Fianzas (AMASFAC), es la mujer en las nuevas generaciones la que juega ese papel importante de procurar todo tipo de medidas preventivas para la familia.

Hizo saber que, de acuerdo al estudio de la AMASFAC, en los últimos años, de manera consecutiva se ha sostenido la mujer al frente de todas aquellas personas que solicitan la cobertura para asegurar bienes.

“Ante los riesgos cotidianos sobre seguridad, se registra un creciente interés por adquirir productos como el seguro de auto, vida, gastos médicos, del hogar entre las nuevas generaciones de profesionistas y técnicos, que de cierto modo están al frente de una empresa de su propiedad o como gerentes incluso empleado”, declaró.

“Esta tendencia se ha sostenido este año, sin que de momento se conozca en detalle, pero sí deja en claro que las nuevas generaciones están más inmersas en las redes sociales en lo que es el internet, al estar viendo el comportamiento no de México sino de otros países en la cultura de la prevención”, agregó.

Rodríguez Sosa puntualizó que, al estar viendo repetitivamente el riesgo sobre la seguridad, ver también el riesgo real en su propio entorno en donde viven, al no estar ignorando esos avisos de que se aseguren y en consecuencia está naciendo con ellos esa nueva cultura de comprar un seguro.

“Ven igualmente en sus casas cómo sufren sus padres por la falta de esa cultura y ellos no quieren padecer de estos mismos problemas, que en verdad complican la vida tanto económica como psicológica al no poder enfrentar estos imprevistos”, abundó.