Personal fiscalizador realizar una sigilosa verificación de selectiva de vehículos importados mediante amparo, donde se ha detectado dolo en el pago de impuestos.

Embarga la Aduana autos importados irregularmente

 

                                               Por Javier Claudio

 

Vista previa de imagen
La verificación de documentos de importación en los puentes internacionales, detectan en ocasiones irregularidades cometidas por algunas comercializadoras y agentes aduanales.

            La Dirección General de Aduanas (AGA) a través de la Secretaría de Administración Tributaria (SAT) inició una sigilosa campaña de verificación de vehículos importados en los puentes internacionales principalmente, a fin de detectar un sinnúmero de irregulares.

            De acuerdo a la información aportada por un empleado de la Aduana, los casos pertenecen a importaciones realizadas mediante amparos federales cancelados y se les ha presentado querella a algunas agencias aduanales y comercializadoras, quienes serían las principales responsables en el ilícito por la aplicación con dolo del pago de impuestos y otros conceptos para facilitar la operación.

            “Aquí el perjudicado inmediato sería el propietario de la unidad motriz, aun cuando sería quién menos lo fuera, debido a que el contrató los servicios para la importación de su unidad motriz en el aparente apego a lo que marca la Ley Aduanera”, comentó.

            Según se hizo saber, con los cambios recientemente realizados en la Aduana, de civiles por miembros de la Guardia Nacional y la Guardia Nacional, se comenzó tomar en cuenta una “lista negra” de unidades motrices que fueron importadas irregularmente.

            Un abogado de la localidad, confirmó lo anterior, al señalar que actualmente estaba prestando sus servicios de defensa para una persona que le fue embargado su carro por presuntas irregularidades pese que presentó su documentación de importación.

            “Aquí el caso sería que la comercializadora o el agente aduanal, falseo el cálculo de pago de impuestos y cobró de menos y es la cantidad que hoy estaría reclamando el SAT, además de la multa”, comentó.

            El administrativo de la Aduana señaló que tras la caída de los amparos, el SAT se dio a la tarea de indagar datos apócrifos para reducir el pago de impuestos o simplemente la aplicación de claves para reducir gastos tributarios.

            Puntualizó que este rastreo de vehículos importados irregularmente, están integrados en una “lista negra”, luego de una verificación y cotejo de datos y de precios estimados de vehículos por parte de la propia Aduana.