Gerardo Casas Hernández, presidente del Sindicato de Taxistas de Nuevo Laredo agradeció el apoyo al SNI para la gestión de nuevas concesiones.

Incorpora al SNI el gremio de Taxistas de Nuevo Laredo

                                  

                                    Por Javier Claudio

 

            En la búsqueda de concesiones y el mejoramiento de vida de los trabajadores, la tarde de ayer el Sindicato de Taxistas de Nuevo Laredo se adhirió al Sindicato Nacional de Infraestructura (SNI).

            Gerardo Casas Hernández, secretario del Sindicato de Taxistas de Nuevo Laredo dijo que fue a decisión del medio centenar de agremiados quienes decidieron la incorporación al SNI por considerar que existen acciones reales de poder contar con nuevas concesiones.

            “Lo que queremos es trabajar. Tener lo necesario en equipo y condiciones de seguridad para nuestros compañeros y asegurar el sustento a sus hogares. Esto está fuera de toda política”, aseguró el dirigente de los taxistas.

            En la reunión estuvo presente el dirigente estatal del SNI, Santos Francisco Hernández Aguilar quien remarcó sobre la incorporación voluntaria de trabajadores como parte de los nuevos tiempos de libertad para decidir por algún sindicato.

            Dijo que para la gestión de las nuevas concesiones sobre vehículos de alquiler se tendrá el apoyo de la diputada local Carmen Lília Canturosas ante la Secretaría de Autotransporte Público en el Estado.

            Casas Hernández mostró la integración legal del Sindicato de Taxistas de Nuevo Laredo, sin ningún fin partidista y en única exclusividad de acogeré a los derechos de los trabajadores.

            “Las nuevas concesiones de taxistas son una demanda de nuestros tiempos, pues Nuevo Laredo requiere de cambios que muestren una mejor imagen de la ciudad y enaltezcan el servicio a la comunidad y el turismo”, comentó.

            El Sindicato de Taxistas de Nuevo Laredo tiene más de cinco años solicitando a la Secretaría de Autotransporte  Público de los dos últimos gobiernos del Estado, nuevas concesiones que permitan modernizar la flotilla de taxis.