¡Peligro…peligro!, acceso de tráileres a los corralones   

 

                                               Por Javier Claudio

 

            La ubicación de un promedio de 60 corralones de la Carretera Nacional, principalmente aquellos que aparecen dentro de la mancha urbana, se han convertido en un acrecentado peligro para conductores de todo tipo de vehículos.

            El crecimiento citadino, que como como consecuencia ha propiciado la reducción de espacios, propicia peligrosas maniobras de los pesados armatostes, interrumpiendo el tránsito y en otras tantas ocasiones accidentes.

            El ingreso y salida permanente a los corralones de los camiones de carga, propicia un gran peligro para otros conductores, incluyendo particulares, pues las maniobras son sumamente complicadas y llevan tiempo.

            “La reubicación de los corralones de estas líneas de transporte sabes que no se va a dar, pues van a alegar que ellos llegaron primero y que realizar su cambio hacia otra zona de la ciudad sería sumamente costoso”, dijo Pedro Saldívar, jefe de Despacho de Carga.

            Por la Carretera Nacional, cerca del Puente Colosio, casi el sector donde nace la ubicación de la mayoría de las líneas de autotransporte de carga, se pudo observar una de las recurrentes y peligrosas maniobras de los camiones de carga para poder ingresar al corralón.

            Al conducir por la derecha, como lo marca el reglamento de vialidad, para ingresar al centro de acopio de camiones, el conductor tuvo que cargare hacia su izquierda para alanzar espacio y poder virar.

            “Esa maniobra es necesaria para alcanzar espacio y dar vuelta, pero para ello se tiene que permanecer a la espera que desaloje todo el tráfico que viene a nuestra izquierda y luego invadir parte de ese carril para poder virar con espacio”, dijo un operador.