El vetusto Mercado de la Amistad está sujeto en su remodelación a la autorización de la UPN, por ser terrenos donde está ubicado. (Foto J. Claudio).

Remodelación del Mercado de la Amistad pende de UPN

                                                Por Javier Claudio

 

            Envuelto en la sombra de la estafa y el abuso de viejos líderes, el Mercado de la Amistad ubicado en Madero y Ocampo, su remodelación total a cargo del Gobierno Municipal pende solamente del documento de autorización de la Universidad Pedagógica Nacional (UPN) para que sea derribado y dar inicio la obra.

            Ubicado dentro de los terrenos de la UPN, el viejo mercado tiene un presupuesto aprobado por el Municipio para ser aplicado en la remodelación. Sin embargo esta acción está suspendida ante la inactividad determinada por la emergencia sanitaria y por lo tanto no ha sido expedido el documento de aprobación, declaró la regidora Ana Laura García de Anzaldúa

            La presidenta de la Comisión de Comercio Informal, dijo que los espacios a ocupar han comenzado a ser enlistados de acuerdo a requisitos justos y así apurar en todo lo que sea posible el funcionamiento inmediato de este proyecto.

            “Quedaron los (comerciantes) que por años ahí permanecieron, pero no los que se fueron y ahora quieren regresar por la remodelación que se realizará. Se busca ser justo en lo más posible”, expresó.

            Asintió que por años la estafa y le abuso de líderes fue el instrumento principal en la asignación de espacios y hoy por ello el reacomodo de espacios se realiza de manera acuciosa y con el mejor de los criterios.

Detalló que de acuerdo a un convenio con el Gobierno Municipal la UPN aportará la autorización del derribe de todos los locales ubicados tanto por la calle Madero como por la avenida Ocampo y de los cuales la mayoría no están trabajando.

            García de Anzaldúa dijo que recientemente se cayeron dos locales debido lo vetusto de su construcción, que ha sido tomado en cuenta por el Municipio para acelerar la autorización para tumbar y construir por parte de la UPN.