Alumnos que resultaron bajos en la evaluación, tendrán como recurso la intervención de padres para acordar con el Crede el reforzamiento adicional de tipo virtual.

Rescatarán los padres a hijos reprobados: Crede

                                               Por Javier Claudio

 

            Las clases virtuales que ahora implementa el sistema educativo, tiene un agregado que es la participación de los padres en el rescate de sus hijos que hayan resultado reprobados durante el ciclo escolar.

            A fin de mantener el aprendizaje del alumno en niveles de avance confirmado, se ha invitado a padres de familia para que se acerquen a los maestros de sus hijos con problemas de evaluación a fin de que se adopten forman de reforzar el aprendizaje, declaró el profesor Aurelio Uvalle Gallardo.

            El titular  del Centro Regional de Desarrollo Educativo (Crede), do a conocer que de acuerdo al nuevo sistema de educación que se realiza a través de los sistemas de red en las clases virtuales, se tomará en cuenta este mismo para corregir fallas en los alumnos.

            Precisó que mediante la utilización del propio sistema de enseñanza del maestro para el alumno, se utilizará como contacto con el padre de familia del educando que resulte con problemas de resultados para poder alcanzar mejoras.

            “Será así que luego de la evaluación, donde se detecte que el alumno no tuvo los resultados que se esperaban, el maestro tendrá contacto con la familia o padres para adoptar las actividades a seguir en los siguientes días y mejorar la enseñanza del estudiante”, comentó.

            Hizo saber Uvalle Gallardo que en esta situación se encuentran varios alumnos, que son aquellos que no tuvieron comunicación mediante redes debido a fallas o carencia de una computadora o aparato celular, situación que además cotidianamente registra el maestro en la bitácora de actividad  ante Crede.

            Mencionó que existen otros dos conceptos en la evaluación de los estudiantes, los que están registrados como los de conexión permanente de enseñanza y los de condición intermitente.

            “Es decir, en esto último, serían aquellos que no contaron con computadora en el momento de clases, el aparato celular o bien no tuvieron recurso económico sus padres para poder hacer una recarga de tiempo”, dijo.