Altos consumos, detecta la CFE como efecto de una demanda atípica derivada del “quédate en casa” y pulveriza el subsidio de Tarifa de Verano.

Truena el subsidio de verano de CFE el “quédate en casa”

Por Javier Claudio

            Precaria situación vive la mayoría de los usuarios de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) pues aun cuando se tiene como beneficio el cobro de energía subsidiada mediante la tarifa de verano, esto no sucede así debido al efecto de “quédate en casa”.

            Los incrementos que se reflejan en los recibos de energía eléctrica, son hasta de 40 por ciento con respecto a antes de la pandemia, no obstante, existe un subsidio por dos mil kilowatoras, pero que es rebasado con toda facilidad por tantas personas en casa.

            José Pulido Leal, empleado de una empresa maquiladora, dijo que es claro el beneficio que se pretende mediante el subsidio en kilowatoras, pero que no debe rebasar los dos mil en consumo pues eleva fuerte.

            De acuerdo a la CFE, la Tarifa de Verano es considerada como un beneficio para el usuario en zonas de mayor calor, como es Nuevo Laredo. Sin embargo, se establece un límite que al ser rebasado los costos son agresivos.

            “Este beneficio funciones para quienes son dos o tres de familia, pero siendo más de cuatro se torna todo un riesgo económico, peor aún que la emergencia sanitaria recomienda quedarse en casa”, comentó.

            Remarcó lo anterior, al citar que mientras el usuario consuma los 300, 400, 600 o mil kilowatoras, el subsidio funciona y se cobra por debajo de lo que realmente cuesta la energía eléctrica, pero rebasando el límite de los dos mil kilowatoras el daño a la economía”, comentó.

            Un empleado de cortes la CFE, asintió en que han aumentado las quejas de familias debido a que pagan más que otros años pese a estar subsidiada la Tarifa de Verano, peo que mayormente es debido a los altos consumos.

            “La CFE sigue dando los mismos beneficios del subsidio en este periodo de intenso calor, cuando se utilizan más los aires acondicionados, lo que sucede es que hoy están prendidos día y noche porque la mayoría de la familia se queda en casa”, asentó.

Normalmente en este mismo periodo de años anteriores, la CFE tiene registros de demanda que oscilan en los 200 millones kilowattt/horas, según datos aportados en el área de Suministro Básico de la CFE.