La población gatuna ha tenido un acelerado crecimiento en su número debido ala falta de un programa de control, alerto el médico veterinario, Víctor Manuel Garza Guerrero.
Urge programa de control de la población gatuna

 

Por Javier Claudio

 

La ciudad vive un problema del crecimiento acelerado o sólo de la población canina sino de la gatuna también, la que tal vez sería más preocupante, debido a la inexistencia de un control, dijo el médico veterinario Víctor Manuel Garza Guerrero.

El presidente de la Asociación Médica de Veterinarios de Nuevo Laredo, dijo que la pandemia del coronavirus, casos de dengue y de influenza, deben ser un llamado para tener un mejor control sobre diversas enfermedades, de ellas un gran número proveniente del descuido en atención a las mascotas.

 Fue entonces que dijo que existe una población gatuna sin dueño que podría rebasar los 250 mil en la ciudad, lo que sería tan o más preocupante que la cantidad de canes callejeros, agregó el médico veterinario.

Por lo que respecta a la cantidad de perros sin dueño, hizo saber que podría alcanzar hasta las 65 mil mascotas de este tipo, en tanto que la mayoría serían de tipo callejero y que aunado a este problema estaría también la alta cantidad de gatos.

“Bien podríamos asegurar que el problema de la población gatuna sería más preocupante, si se considera que existen como mínimo cuatro animales de este tipo por cada perro callejero en la ciudad”, asentó.

             El médico veterinario Garza Guerrero dijo los riesgos que pueda ocasionar el excedente de población gatuna, son roña y sarna, enfermedades que fácilmente se propagan, en tanto que la actividad nocturna de los gatos, propicia que el interés para atender estos excedentes de su población sea descuidado, lo que a su vez acrecienta la probabilidad de enfermedades de la piel.