Atenta Cristabell Zamora sobre las observaciones de Abogados Ambientalistas, ante quienes luego detalló su plan integral para mejorar el medio ambiente.

Destaca Cristabell un plan integral de mejora ambiental  

 

Por Javier Claudio

 

Un gran bosque urbano al sur de la ciudad, el rescate de arroyos y mantos acuíferos, el uso de energías limpias y nuevas tecnologías para la construcción que orienten los edificios públicos hacia lo verde y lo amigable con el ecosistema, impulsar el marco jurídico referente al tema y dar acceso a la ciudadanía para la toma de decisiones en la materia, son metas del gobierno de Cristabell Zamora Cabrera, candidata del PRI a la Presidencia Municipal.

La abanderada del tricolor robusteció fuertemente su plan de gobierno en materia ecológica en un diálogo directo que tuvo con la dirigencia de la Asociación de Abogados Ambientalistas, que ha venido realizando diversos encuentros con los candidatos a puestos de elección popular, para sensibilizarlos sobre la urgencia de tomar acciones para rescatar, .

QUE LA SOCIEDAD PARTICIPE

«El gran problema es que estamos llenos de elefantes blancos, de cosas que existen o que reciben presupuesto, pero que no son eficientes a la hora de producir un resultado positivo y que además ni siquiera armonizan con la realidad jurídica que tenemos, que eso para mí es preocupante, porque si existe un Consejo debe operar, debe tener una representatividad, los organismos deben de tener un asiento, deben ser parte, ahora sí, del presupuesto participativo», reconoció Cristabell.

MÁS PULMONES EN LA CIUDAD

Remarcó que su proyecto contempla devolverle la dignidad a la ciudad en cuanto a la imagen urbana y todo el esquema del urbanismo inclusivo, «que sin importar quién seas, sin importar cuál sea tu género, condición, profesión, oficio, tú te sientas parte del entorno, porque hace que la vida sea armoniosa, o sea, el humor social como bien dicen, que te genere bienestar, que te sientas satisfecho en lo que haces», agregó.

EDIFICIOS VERDES

Cristabell detalló que su plan para la reactivación económica con hincapié en el rescate de la industria de la construcción pasa porque sea exclusivamente para los neolaredenses en esta fase de reactivación, aparejada con el uso de las nuevas tecnologías más amigables con el medio ambiente.

Con materiales para construcción menos contaminantes, con polímeros ecológicos para las calles, el uso de energías limpias en el caso del alumbrado público, que los edificios públicos ya empiecen a utilizar el sistema de celda solar, que empiecen con una actividad más proactiva y más comprometida con el medio ambiente.

«Si el gobierno no empieza por sí mismo, ¿cómo se lo exigimos a la gente?, ¿cómo le generamos conductas de respeto a la flora, a la fauna o a la preservación de las especies si nosotros no provocamos eso? Entonces, sí hay un esquema que tenemos contemplado para que los edificios empiecen a ser también hasta cierto punto verdes, en el caso de gobierno municipal», adelantó.

BOSQUE URBANO

Fue entonces que mencionó el proyecto del bosque urbano para el sur de la ciudad, similar al parque Viveros, que recordó que inició en los años 40s del siglo pasado, con una visión de preservación y reproducción de los árboles de la región para forestar y con el tiempo se convirtió en parque, porque la gente gustaba de estar en contacto con la naturaleza.

Dijo que cuenta con un estudio completo de procesos y costos para el rescate de arroyos, cuerpos de agua, como Las Alazanas, El Coyote y el Laguito, así como un programa para que Comapa corrija los desvíos de vertederos de aguas residuales, principalmente de empresas que se hicieron como medida emergente, pero que se quedaron sin que fueran aplicadas alternativas armonizadas con el medio ambiente.