CANDIDATURA DE UNIDAD EN LA UAT.

En los próximos días se verá una candidatura de unidad rumbo a la renovación de la Rectoría de la Universidad Autónoma de Tamaulipas. Y el hecho de que sea justamente una candidatura de unidad no es obra de la casualidad, más bien habla de la tranquilidad y el buen manejo que se ha hecho de la actual administración.

Dicha candidatura se prepara para recaer en la persona de Gullermo Mendoza. Para tal efecto la Asamblea Universitaria representada por 26 escuelas, facultades y unidades académicas, donde pertenecen casi 40 mil alumnos y más de dos mil 300 profesores ya está preparada.

El porqué se dá la unidad en torno a Guillermo Mendoza es fácil de entender, de entrada es un profesional de origen universitario que se destaca por su desempeño y trabajo armonico con l la Asamblea Universitaria, lo cual le dá los méritos para suceder en el cargo al actual rector.

Mendoza ha apoyado siempre de manera leal e institucional el trabajo universitario, está de más decir que es un profesionista con doctorado, grado que alcanzó con excelentes calificaciones. Además de que no es nuevo en la Universidad, ya que conoce sus entrañas desde la tesorería donde logró un equilibrio financiero que permitió el crecimiento de nuestra máxima casa de estudios, demostrando con eso que definitivamente es el perfil que se necesita para ese cargo.

Durante los últimos días es normal escuchar conversaciones entre los universitarios refiriéndose a Memo Mendoza en donde se mencionan sus calidades, destacando su juventud y al mismo tiempo la experiencia que se necesita, y que en definitiva son cosas que demandan los tiempos actuales. Y con esas cualidades será como se presente ante la Asamblea Universitaria.

Es justo reconocer que en la UAT, hay profesionistas con alta capacidad capacidad, pero Guillermo además de reunir el perfil, tiene diferentes elementos que le permitirán enfrentar los nuevos retos de los tiempos modernos demandan los Universitarios.

Actualmente, lo sabemos, la UAT requiere de experiencia y capacidad académica, así como la energía de la juventud, junto con la práctica de haber sido tesorero en la UAT.

Vale decir que hasta el momento no existen más aspirantes que reúnan esas condiciones, por eso podemos decir que Memo es el Bueno.