Día grande para México. Checo Pérez vino de atrás y firmó otra gran remontada para ganar el Gran Premio de Azerbaiyán, su segunda victoria en su carrera y primera con Red Bull. El piloto mexicano mostró un gran nivel, manteniendo a Hamilton detrás gran parte de la carrera y al final su esfuerzo le rindió frutos con el abandono de Verstappen.

Checo Pérez no perdió tiempo y fue agresivo desde la arrancada. En la primera curva superó a Carlos Sainz por la quinta posición e instantes después hizo lo propio con Pierre Gasly para arrebatarle el cuarto sitio, detrás de Verstappen. A partir de ahí, el mexicano empezó a construir su carrera con un muy buen ritmo de carrera, marcando los mejores tiempos de la pista.

En la vuelta 8, el ritmo de los Red Bull era ya más fuerte que el de Charles Leclerc. Primero Max rebasó al de Ferrari y posteriormente ‘Checo’ hizo lo propio sobre el de Mónaco en la recta principal. De esta manera, antes de los primeros 10 giros, el mexicano ya se había metido a posiciones de podio.

El tapatío mantuvo sus tiempos y en distintas ocasinoes logró el récord de vuelta, creando así una buena diferencia para intentar ganar una posición cuando parara en los pits.

Tras las detenciones de Verstappen y Hamilton, llegó el turno de Checo Pérez para entrar a los boxes y cambiar neumáticos. Al igual que el resto de sus principales contrincantes, el mexicano montó la goma dura. A pesar de una parada lenta (4 segundos) Sergio logró salir de los pits por delante de Lewis Hamilton para colocarse en el segundo puesto virtual, pues Vettel lideraba la carrera pero debía una parada.

Lewis Hamilton no se daba por vencido y de inmediato fue agresivo para intentar rebasar a ‘Checo’ Pérez. El británico era más rápido en las rectas, no obstante, en los sectores intermedios (donde hay más curvas) el RB16B de ‘Checo’ Pérez era mejor y ahí el mexicano marcaba diferencia para que el de Mercedes no lograra activar el DRS en la recta principal.

El momento decisivo
En la vuelta 47 Max Verstappen chocó en la recta principal por una ponchadura de llanta en el neumático trasero izquierdo. ‘Checo’ Pérez heredó el liderato de la carrera bajo las banderas amarillas, sin embargo, tiempo después la dirección de carrera decidió implementar la Bandera Roja sobre la pista.

La carrera se reanudó con una partida detenida. Pérez inmediatamente se defendió de Hamilton, quien atacó muy fuerte y amenazaba con rebasarlo, sin embargo el inglés se fue de largo y ello dejó la victoria para Checo en bandeja de plata. De esta manera, Sergio Pérez logró su segundo triunfo dentro de la F1.