Clases presenciales a partir del 15 de mayo

Por;  Jose Luis Avila.

 

Cd. Victoria, Tamps; Aunque en un principio se mencionó que la vacunación contra el Covud-19 a maestros no garantizaba el regreso a clases presenciales en la entidad, ahora  las autoridades estatales de educación dejan en claro el inicio de los trabajos educativos en las aulas a partir del próximo 15 de mayo.

Es decir esta reactivación escolar se realizara en al menos 50 planteles escolares del medio rural, y el resto de los planteles de educación básica será gradual y no inmediato, una vez terminada la campaña de vacunación de los maestros y trabajadores del sector.

Fue Mario Gómez Monroy, secretario de Educación de Tamaulipas, quien aclaro que este regreso a clases no será de inmediato, con el objetivo de que tanto padres de familia y maestros no piensen que al término de esta vacunación ya tienen que estar todos instalados en las aulas educativas.

Y dejo en claro que como autoridades deben ser muy precavidos y cuidadosos en todos los aspectos, con el objetivo de cuidar a todos los alumnos y maestros, “es decir vamos aplicar el plan piloto de regreso a clases en 50 escuelas rurales, y gradualmente serán incorporados otros planteles”.

La importancia de iniciar en el área rural, dijo, se debe al bajo índice de contagios y el retraso de aprendizaje en los niños por la dificultad de acceso a clases en línea, y en oros por no contar con los recursos necesarios para la compra de computadoras.

Todo ello es una decisión de la propia Secretaria de Educación donde también se tomó la decisión de activar comités de salud, para aplicar los protocolos de salud en el alumnado, personal docente y administrativo de estos 50 planteles que entraran en una reactivación presencial.

Por lo pronto dichas autoridades se encuentran en un  intenso proceso selectivo de aquellas escuelas que puedan reunir los requisitos, así como los planteles y los que municipios.

Todo ello basado en las instrucciones del gobernador del Estado en el sentido de proteger la salud de la población estudiantil, padres de familia y los propios trabajadores de la educación.