* – . La traición, la carta sacada de la manga a través de la historia en la política   

* – . Vivimos procesos de elección “Frankenstein” y ahí está, votó menos del 50%  

* – . Hoy los grupos alternos a los partidos son los que promueven venta de votos          

 

                                  Por Javier Claudio

 

Claridades. – A través de la historia, la traición ha jugado un papel de lo más suciamente estratégico, mismo que está asociado al espionaje, sí, a esa incómoda acción que hoy surge y que fue utilizada magistralmente por el gobierno de Enrique Peña Nieto para conocer todo del entonces aspirante más sólido a la presidencia de la República, Andrés Manuel López Obrador en 2018. Hoy surge que más de 15 mil números de telefonía fueron rastreados día y noche por el grupo Pegasus al servicio de Peña Nieto.

Claro que sí. – Con eso de que no hay santo que no se le llegue su día; hoy,

organizaciones civiles exigieron a la Fiscalía General de la República (FGR) se lleve a cabo una investigación imparcial, amplia, exhaustiva y profesional, en la que se involucre a las víctimas y se sancione a los responsables de la vigilancia ilegal de defensores, periodistas y opositores políticos, hechos que hasta ahora permanecen en la impunidad. El espionaje es de siempre y hoy es una explicación para AMLO.

Clarín. – Esteremos de acuerdo en que la traición aquí ha jugado un papel importante en la política y qué decir en los resultados de los recientes procesos electorales, que dejaron atrás aquellas lides de pacto de caballeros, donde lo único que se tenía qué esconder eran las estrategias sesudamente trazadas y así hacerle un frente digno al partido antagónico, sobre todo mediante propuestas de beneficio colectivo y que cumplirlas era de palaba en firme. Hoy la traición empina casi todo ofrecimiento.

Claroscuro. – Y finalmente se derramó el vaso, se rompieron caretas ante el aplauso de la ambición y el reconocimiento del descaro. El PRI fue horadado por la traición y el espionaje al ser saqueada toda información de quienes integraban las fuerzas básicas y los jefes de manzana, para dar paso a la compra de datos. Todos estos datos obraban en poder de Enrique Reséndez Covarrubias, quien los negoció al PAN.

Claro que no. – Ya nada pudo ser igual y se dio paso a un proceso de estilo “Frankenstein”, mismo que siguió repitiendo en las elecciones siguientes, donde no se busca cuidar del buen proceso que atraiga el voto, sino se cuida del traidor que puede ser convencido desde enfrente. Así también, en tanto años atrás los “promotores de voto” buscaban un ingreso al incorporarse al ruido de campañas, ahora en cada campaña hay un líder que busca integrar grupos para ponerlos al mejor postor y vender el voto.

Aclarando. – Casos de traición y juego sucio son muchos y he aquí algunos; cuando Marcos Rodríguez Leija coordinó la campaña de Ramón Garza Barrios como candidato a una diputación por Morena, acudió temprano con su familia a las casillas donde le correspondía, ahí resultó que perdió de tajo, pues solo hubo dos votos para el ex alcalde. Más reciente, Jorge Luís González quien labora para el PRI acudió también con su familia a la casilla donde resultó que “ni él votó”. No hubo ni un voto al PRI.

Clarificando. – Más aún, el presidente del PRI Jesús Alejandro Valdez Gutiérrez, en estas elecciones acudió con su familia y la “palomilla” del barrio a votar a la casilla cercana y resulta que lo que más que obtuvo el tricolor ahí no fueron ni tres votos. Y Morena, alega situaciones similares, lo que convence que el sistema del INE para realizar el proceso es obsoleto o bien estaría echo para el mejor postor. Y he ahí las dudas del ciudadano, en la elección federal sólo votó el 46.38 del padrón de electores.

Sabía usted que. – Circula una foto “chapulinezca”, difícil de entender políticamente, aunque se dice que es con miras a establecer una alianza PRI-PAN. Según los diputados del PAN Imelda San Miguel y Félix García, vino Gerardo Peña, líder del Congreso en el Estado a Nuevo Laredo porque están preocupados por seguir legislando en beneficio de los Tamaulipecos. Dice Ramiro Ramos y Tejada Lara que el motivo de la reunión fue para escuchar al diputado Flores Peña y tejer la probable alianza. Ah, pero viene lo incómodo, pues se sabe que la reunión la organizó Pepe Suárez y llevó a Tejada y a Gerardo González Juaristi. O sea que, qué….!!    

javierclaudio40@yahoo.com.mx