La crisis en el campo ante la falta de lluvias y el cierre de la frontera a la exportación comienza a causar estragos en los campos de la región.

Derrumba exportación de becerro hasta un 75%

                                               Por Javier Claudio

            Nada parece favorecer la producción de ganado, al menos por el momento, ante los estragos de la sequía, la estela de daños por las heladas, la cancelación de permisos sanitarios de exportación a once estados mexicanos y la caída del precio de compra en apenas 1.65 la libra de becerro macho en pie.

            “En los últimos 20 años no habíamos visto esta situación tan crítica y cuando tuvimos algún tipo de crisis tuvimos apoyos de la Sagarpa, hoy denominada Sader (Secretaria de Agricultura y Desarrollo Rural)”, dijo Felipe Javier Fernández Martínez.

El presidente de la Asociación Ganadera de Nuevo Laredo-Ciudad Guerrero, dijo que desde el año pasado bajó la exportación de ganado con acopio de la región, luego de estar hasta en tres mil cabezas el cruce hacia lado americano, mientras que ahora apenas se llega a los 500 animales.

Indicó que enero y febrero apuntó con 500 cruces de bovino a los Estados Unidos, en tanto que para este mes no se tiene cifra aún, luego que los once estados dejarán de exportar al ser vetados por Estados Unidos.

Acerca de las heladas que se resintieron en la región el mes pasado, dijo que en un gran número de ranchos se resintieron daños como tuberías rotas y motores reventados de la maquinaria de campo.

Fernández Martínez reprochó que, en otros tiempos, la Sagarpa (hoy Sader), aportaba apoyos que si bien en ocasione son eran suficientes, al menos ayudaban para subsanar los más apremiante de la contingencia.

            La esperanza es que llueve en estas semanas, ya después entramos al periodo de primavera y tenemos que estar listos para iniciar el ciclo de producción, apuntó.