Lluvias en un porcentaje del 50, luego de cerrar la semana con calor húmedo, se esperan en la región debido a un canal de depresión climatológico en gran parte del estado.

 

                                               Por Javier Claudio

 

            La ciudad vivirá una fase de preámbulo durante los tres días siguientes, para dar paso a partir del martes a las posibilidades de lluvia que van desde un 30 y hasta un 40 por ciento, según el Sistema Meteorológico Nacional.

Desde mediados de semana se registró una depresión del clima proveniente del calor de temporada y la humedad de posibles lluvias, lo que a su vez propiciará un aliento a la posibilidad de lluvias en los siguientes días.

            A efecto del periodo de lluvias, que todavía está pronosticado para este mes y que es clamor del campo, las posibilidades de lluvias se sostendrán desde el martes, para continuar así hasta el domingo de la siguiente semana.

El registro durante días anteriores de temperaturas hasta de 44 grados centígrados a la sombra, determina que la menos hasta el lunes el termómetro retome hacia puntos altos en una variante de los 38 grados centígrados, pero con la variedad de humedad, según el pronóstico del Sistema Meteorológico Nacional.

            Luego de las lluvias atraídas por la tormenta tropical “Enrique”, se retornará al periodo de calor, pero con la excepción de humedad atraída por las precipitaciones pluviales que se registrarán desde el martes próximo.

            De acuerdo al monitoreo, de martes a domingo de la siguiente semana, la región resentirá secuelas de las lluvias pronosticas de la tormenta, para luego enfilar hacia el periodo de calor propio de temporada.

            “Las temperaturas que se han registrado en la ciudad han sido sobre los 40 grados centígrados, con una sensación térmica de los 43 grados. Sin embargo, este fenómeno natural que abarca varios estados, registrará alguna benevolencia en el calor”, según el pronóstico del Sistema Nacional Meteorológico.