Ciudad Victoria, Tamaulipas. Marzo de 2021.- La estrella de las grandes ligas Ismael Valdez, desarrolló su carrera profesional como lanzador en los Dodgers de los Ángeles; recuerda que su debut ocurrió un 15 de junio de 1994. Hoy es empresario en el ramo del deporte, promotor y formador de talentos y actualmente colabora para la televisión en ESPN.

Millones de personas en el mundo lo aclamaron en su exitosa actuación en el montículo a lo largo de muchos años. Es un victorense ejemplar que ha apostado siempre por su querida Victoria y digno de tener nuevas oportunidades que le permitan seguir apoyando a su municipio.

Hoy, ha mostrado su deseo de gobernar la capital de Tamaulipas; apodado “El Rocket Valdez” y conocido así en el ámbito deportivo mundial, busca ser el alcalde de los victorenses.

Expresa: “Quiero servir, quiero a Victoria y estoy preparado para poder coordinar los esfuerzos de todos los sectores de la ciudad”. Lo visitan en su casa de la capital de Tamaulipas empresarios, políticos, amigos y ciudadanos del municipio que demandan un gobierno honesto, lo empujan y lo invitan para que avance en su proyecto de gobernar a los victorenses.

Se registró como aspirante en el Movimiento de Regeneración Nacional (MORENA) porque considera que se debe administrar la ciudad con transparencia, con honestidad y sin mentiras, cree que el partido que llevó al poder al presidente de México Andrés Manuel López Obrador tiene el respaldo del pueblo y solo así es como se puede lograr un consenso mayoritario para lograr un triunfo fuerte y contundente.

Dijo que Victoria necesita un gobierno dedicado a servir; insiste en su charla, que las familias de victoria son personas nobles y trabajadoras, pero que ya están cansadas y necesitan un presidente municipal que trabaje por todos los demás.

“El Rocket Valdez es un hombre de fe, creyente y vive de su trabajo como empresario, sus ingresos le dan tranquilidad y afirma que su educación le dio un carácter seguro y siempre pensando en positivo. Le gustan los retos y le emociona cuando le dicen que las cosas no se pueden.

La plática con Ismael Valdez Álvarez, lo hizo recordar cuando de niño jugaba en la Liga de béisbol Santa María de Aguayo, habló de muchas vivencias y anécdotas que hoy como hombre de éxito le permiten tener un carácter firme, ganador y ser una garantía de trabajo con la posibilidad de tener un cambio para Victoria, y para las familias de la tierra que lo vio nacer.