“La insignificancia de AMLO ya contagió a México”: durísima critica internacional al presidente

El sitio de análisis SEPGRA sacó a la luz un artículo en el que hace un recuento de expresidentes mexicanos recibiendo a expresidentes estadounidense, no a vicepresidentes, como recientemente hizo AMLO

SEPGRA dijo que los Estados Unidos ponen a México al nivel de países centroamericanos. SEPGRA dijo que los Estados Unidos ponen a México al nivel de países centroamericanos.

El Centro Virtual de Investigación y Análisis de Política Económica Estratégica y Geopolítica (SEPGRA por sus siglas en inglés) sacó a la luz, el pasado martes, un artículo de opinión en el que crítica fuertemente la reciente visita de la vicepresidenta de los Estados Unidos, Kamala Harris, a México, en donde fue recibida por el presidente Andrés Manuel López Obrador.

En el texto, titulado El México de AMLO, degradado, se hace un recuento de las visitar de los expresidentes estadounidenses siendo recibidos por los expresidentes mexicanos en nuestro país. Comienza indicando que no se puede imaginar al expresidente de México Adolfo López Mateos, quien gobernó de 1958 a 1964, “recibiendo al vicepresidente Lyndon B. Johnson, en lugar del presidente John F. Kennedy”.

También se hace mención de que tampoco se puede imaginar al ex presidente Gustavo Díaz Ordaz, quien estuvo al mando del país de 1964 a 1970, “recibiendo al vicepresidente Hubert Humprey en lugar del presidente Lyndon Johnson, o el vicepresidente Spiro Agnew en lugar del presidente Richard Nixon”.

“Ni siquiera el desaliñado presidente Luis Echeverría (1970-1976) recibió al vicepresidente Spiro Agnew o al vicepresidente Gerald Ford; recibió al presidente Richard Nixon y al presidente Gerald Ford, no al vicepresidente Nelson Rockefeller”, se menciona en el artículo.

AMLO y Kamala Harris en Palacio Nacional (Foto: Twitter / @lopezobrador_)AMLO y Kamala Harris en Palacio Nacional (Foto: Twitter / @lopezobrador_)

Continúa con el expresidente José López Portillo, quien gobernó de 1982 a 1988, y su recibimiento del presidente estadounidense Jimmy Carter, “no al vicepresidente Walter Mondale, y también al presidente Ronald Reagan, no al vicepresidente George HW Bush”.

Se menciona al presidente Miguel de la Madrid, al mando del país de 1982 a 1988, quien recibió a Ronald Reagan, presidente de Estados Unidos en aquella época, y no al vicepresidente George HW Bush. Carlos Salinas de Gortari, quien fue mandatario de 1988 a 1994, negoció el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) con el presidente George HW Bush, y no con el vicepresidente Dan Quayle, se menciona en el artículo. “Y luego con el presidente Bill Clinton, no con el vicepresidente Albert Gore”.

Sigue con el expresidente Ernesto Zedillo Ponce de León, quien estuvo al frente de México de 1994 al 2000, y que se reunió con el presidente estadounidense Bill Clinton, y no con Albert Gore, quien fue vicepresidente en ese tiempo.

“El presidente Vicente Fox Quezada (2000-2006) recibió al presidente George W. Bush, no al vicepresidente Dick Cheney. El presidente Felipe Calderón Hinojosa (2006-2012) interactuó con el presidente Barack Obama, no con el vicepresidente Joe Biden”, se lee.

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden. EFE/EPA/Hollie Adams / POOL
El presidente de Estados Unidos, Joe Biden. EFE/EPA/Hollie Adams / POOL

Por último, se menciona a Enrique Peña Nieto, antecesor de AMLO, y quien estuvo al mando del país de 2012 a 2018. “Trató con el presidente Barack Obama, no con el vicepresidente Joe Biden, y luego con el presidente Donald Trump, no con el vicepresidente Mike Pence”.

El artículo concluye con la visita de López Obrador a la casa blanca a mediados de 2020, a la que califica como “una visita de apoyo a la campaña que una visita formal de Estado”.

El sitio de análisis menciona que el nivel del presidente AMLO es “pueblerino”, y llama caprichos a su proyecto nacional, “conformado por cuatro proyectos innecesarios y costosos”. Dice que su comportamiento político lo equipara con sus “vecinos centroamericanos”, y es por eso que los Estados Unidos lo coloca al mismo nivel que países como Belice, Guatemala, Honduras y El Salvador.

“Dado que el nivel de AMLO como presidente es tan pueblerino, su proyecto nacional -si se puede llamar sus caprichos- está conformado por cuatro proyectos que son tan innecesarios como costosos y fuera de tiempo, su visión a largo plazo que no va más allá de las próximas elecciones, su comportamiento político que lo equipara con sus vecinos centroamericanos, el gobierno de Estados Unidos, con razón, lo coloca en el mismo nivel de prioridad que Belice, Guatemala, Honduras, El Salvador y Nicaragua. Por esta razón, al presidente de México no se le concede el nivel de trato con el presidente de Estados Unidos sino, como cortesía, con el vicepresidente Harris. No es una ofensa para los mexicanos”, concluye el artículo.