Nueva ley de hidrocarburos es expropiación; gasolineras

 

                                               Por Javier Claudio

 

            Como una disfrazada expropiación de empresas gasolineras, calificaron empresarios de carburantes la pretendida reforma a la Ley de Hidrocarburos propuesta recientemente por el Gobierno Federal.

            De acuerdo a los ajustes pretendidos por el presidente Andrés Manuel López Obrador, la Secretaría de Energía (Sener) y la Comisión Reguladora de Energía (CRE), de acuerdo con sus facultades, podrán suspender de manera temporal los permisos de manejo, almacenamiento, transporte y distribución, entre otras relacionadas, de petrolíferos e hidrocarburos ante “riesgos inminentes” a la seguridad nacional, la seguridad energética o para la economía nacional, según se desprende de las reformas a la Ley de Hidrocarburos propuestas por el mandatario.

Esperemos que no pase. Sería una expropiación prácticamente a la iniciativa privada y un proceso de inicio al socialismo muy fuerte, de ahí seguirían cosas peores”, declaró el propietario de una expendedora afiliada a la Asociación de Expresas Gasolineras de Nuevo Laredo.

Expuso que entre otras de las propuestas que contiene la reforma es que queda en manos del gobierno la ocupación temporal y la intervención en las instalaciones privadas, su control y operación quedará en manos de Petróleos Mexicanos (Pemex).

“Para la continuidad en la operación de las actividades que ampare el permiso, la autoridad podrá contratar a empresas productivas del Estado para el manejo y control de las instalaciones ocupadas, intervenidas o suspendidas”, mostró, donde se lee el Artículo 57 modificado.

Advirtió que con esta reforma se alienta sobre manera la posibilidad de cerrar no una parte sino todas las gasolineras al perder toda control la iniciativa privada y dejar sin decisión a la Iniciativa Privada.

El administrador de la empresa gasolinera criticó también que, por otro lado, en materia de almacenamiento de hidrocarburos, la iniciativa del presidente López Obrador también propone elevar a “rango legal” las disposiciones de la Política de Almacenamiento Mínimo de Petrolíferos, modificada en 2019.

Este concepto que contempla la reforma, plantea diversos supuestos por los cuales los permisionarios podrán perder sus permisos en caso de reincidencia o incumplimiento de varias disposiciones aplicables a los hidrocarburos y petrolíferos, entre ellas refiere todas las actividades relacionadas con el robo y comercialización ilícita de combustibles, la alteración en el volumen de combustible despachado en estaciones de servicio y en el precio.

            “Y esto va también para los almacenes de los privados que los acaban de hacer”, asentó.