En muchos de los casos, la importación de un vehículo resulta más cara en el costo del pedimento que el valor de la unidad.

Por Javier Claudio

 

Nuevo Laredo, Tamaulipas, junio 18 – . El freno en la importación de vehículos es a como de lugar por parte de las autoridades del Servicio de Administración Tributaria (SAT), al cotar más la gestión ante la Aduana que el valor de la unidad motriz.

En apreciación de importadores de vehículos, este desquiciante costo si bien bloquea la legalización de autos, alienta a su vez la introducción de contrabando y la evasión del pago de impuestos.

Es así que está gestión aparece como incosteable para muchos ciudadanos debido a que se tienen que pagar altos precios de importación, luego que el precio del pedimento supera el costo de la unidad, dijo Matías Salas, empleado de una comercializadora.

“Por ejemplo, si un ciudadano pagó 900 dólares para comprar un vehículo usado originario de Estados Unidos, por el proceso de importación podría pagar hasta mil 600 dólares, lo que resulta incosteable para muchas personas”, dijo Sandoval Campos

Actualmente por Nuevo Laredo se realiza la importación definitiva de un promedio

“Y sucede que, ante la aplicación de altos costos, quedan varadas las unidades en el lado americano, esto en la aparente espera de obtener un mejor precio y cruzar por la aduana local”, señaló que empleado de la empresa con filial ubicada en Laredo, Texas.

Destacó que este “congelamiento” en la autorización de importaciones mediante precios exorbitantes, tiene como principales aliados los altos cobros y la serie de requisitos para poder regularizar o importar toda unidad motriz.

“Aquí se combinan varios factores que terminan por desanimar al interesado, como es el costo y la tardanza en los trámites, en tanto por otro lado se sostiene en apariencia una gestión que busca la nacionalización de autos”, comentó.

Fue entonces que detalló que el precio del pedimento de importación supera el costo real del automóvil en la mayoría de los casos, pues aun cuando haya logrado barato en alguna oferta y tenga factura, lo que valdrá es lo que marque el Libro de Precios Estimados de la Aduana, lo que será agregado al fuerte costo del proceso ante Aduana.

Actualmente por Nuevo Laredo se realiza la importación definitiva de un promedio diario de 50 vehículos usados originarios de Estados Unidos.