Por Guadalupe E. González
ALCALDE DE ALDAMA “RASGÓ EL PRESUPUESTO MUNICIPAL”, PARA LA COMPRA DE VOTOS Y PERDIÓ
X.-“El pueblo le dio la espalda al repudiado edil por corrupto”
POR GRAVE PREDICAMENTO atraviesa el alcalde de Aldama, Tamaulipas Jorge González Rosales, porque este perverso mercenario, al intentar reelegirse para continuar como Presidente Municipal de esta noble comunidad aldamense, “obró por rasgar” el presupuesto municipal para “la compra de votos” y como “el tiro le salió por la culata” a este presunto maleante con credencial, ahora anda desesperado consiguiendo créditos con amigos empresarios y financieras, para “reintegrar a la Tesorería la millonaria suma” que indebidamente se agenció, para su fracasado propósito político.
JORGE González Rosales, durante el curso de su gobierno, ha sido muy cuestionado por la sociedad aldamense, porque, este sujeto de baja caterva moral, nomás llegó a la Presidencia Municipal y empezó a cambiarle la vida, porque el muy insensato compró un rancho en el ejido “La Azufrosa” del municipio de González en varios millones de pesos, sin comprobar hasta el momento con qué dinero adquirió ese tan costoso bien inmueble  ganadero.
PERO ESTO no para ahí, porque el corrupto alcalde Jorge González Rosales, al tener el dinero del pueblo bajo su poder y dominio, también compró una casa en ciudad Madero y otra más en la capital Victoria de muy considerables montos millonarios, cuyo tema en Aldama “es un secreto a  voces”, porque el mismo edil “por fantoche y presuntuoso” corrió la voz entre amigos y gentes del pueblo para hacerse notar, divulgando sentirse protegido por un funcionario de Desarrollo Rural del Estado, de cuyo político también daremos cuenta ampliamente en este espacio.
CORRIÓ A MAS DE 100 EMPLEADOS PARA RECORTAR LA NÓMINA
OTRO detalle que ha indignado hondamente a la sociedad en Aldama, Tamaulipas, es la venal acción consumada por el sedicente y atracador alcalde Jorge González porque este la quincena pasada dio de baja a más de 100 empleados municipales y recuperarse del gasto que él hizo a costillas del erario público “para comprar votos” en la pasada elección en la que fue arteramente derrotado por el Dr. Alejandro García Barrientos quien lo superó por más de 2 mil votos.
Y AUNQUE los despedidos empelados del municipio, no han definido si van o no a demandar por la vía laboral al Presidente Municipal Jorge González Rosales, esta posibilidad no se ha descartado, apuntando los afectados que este grave problema que les generó con marcada crueldad el repudiado edil, podría hacerse llegar a la Secretaria General de Gobierno, para que se tomen cartas en el asunto, dada la injusticia consumada por el fracasado alcalde, quien al despedirlos, “ha dejado sin comer a las familias de cada uno de ellos”.
HAY QUE señalar que ha sido extrema la perversidad del mercenario edil Jorge González Rosales, quien “por su afán de amasar fortuna”, más que servir a las familias de Aldama (a las que les hizo muchas promesas y no les ha cumplido), se dedicó más a hacer negocios propios, otros que aquí expondremos con datos pelos y señales, todo porque Jorge, tal vez pensó que la Presidencia Municipal y el dinero del pueblo era suyo y por eso, obró por disponer del mismo.
SIN EMBARGO, al no cuadrarle las cuentas públicas al saqueador alcalde aldamense Jorge González Rosales, este sin lugar a dudas sería llamado a cuentas ante la Auditoría Superior del Estado, con al finalidad de que informe o explique sobre los faltantes financieros en la Tesorería Municipal, detalle que lo trae ampliamente preocupado.
Y POR ESTA RAZÓN se aduce que, el fanfarrón alcalde Jorge González, anda desesperado  “pidiendo prestamos ante financieras y amigos” para en tiempo y forma reponer el dinero que extrajo del erario público, cuyos recursos debió invertirlos en obras y no en sus proyectos o propósitos políticos personales, en  los que por cierto salió muy raspado, porque “las familias de Aldama le dieron la espalda” al corrupto Presidente de este pueblo, el que obviamente, tendrá que explicar cómo le hizo para comprar el rancho en “el ejido la Azufrosa” en González y las casas en ciudad Victoria y Madero, Tamaulipas.
PERO LO INCONCEBIBLE e imperdonable es que este inmoral Presidente Municipal, no le haya importado en lo más mínimo “dejar sin trabajo y sin sustento a las familias de los empleados despedidos”, cuyo tema es un caso que ha generado mayor repudio hacia el derrocado Jorge González Rosales.
Por hoy es todo y hasta mañana
Para sugerencias y puntos de vista en general al email:
lupeernsto@yahoo.com.mx