Minutos de verdadero terror se vivieron la noche del sábado en el estadio de béisbol de los Washington Nationals, en la capital del país, luego de que aficionados y peloteros escucharon balazos por un tiroteo en los alrededores del inmueble.

El partido que sostenían los locales Washington Nationals y los San Diego Padres fue suspendido en el sexto inning cuando los disparos escuchados y los avisos del anunciador público provocaron una escena caótica que incluyó a fans huyendo con desesperación y a jugadores invadiendo los graderíos para buscar a sus familiares y luego llevarlos a los dugouts.

Los disparos incluso se escucharon durante las transmisiones de televisión de ambos equipos, cuando los Padres se encontraban en el campo para el cierre del sexto inning.

En el sonido local se les pidió a los fans abandonar el estadio por las puertas del jardín central y el derecho, pues los disparos presuntamente se habían escuchado cerca de las puertas por el lado de la tercera base.

La Policía de DC respondió al incidente con numerosa presencia y los primeros informes señalan que hay cuatro personas heridas. en un comunicado, dijo que ya no parece existir amenaza para el público.

Noticia en desarrollo.