Un día después de la violenta toma del Capitolio por parte de seguidores de Donald Trump, el presidente de los Estados Unidos reconoció su derrota en las elecciones de noviembre y aseguró que se enfocará en una transición ordenada de poderes.

En un video publicado en su cuenta de Twitter, la cual fue suspendida por la empresa al considerar que incitaba a la violencia, el mandatario se dijo “escandalizado” e indignado por la violencia y advirtió castigo para quienes participaron en los actos violentos.

“Como todos los estadounidenses estoy indignado por la violencia, desorden y caos… a los que participaron en los actos de violencia y destrucción, no representan a nuestro país. A aquellos que violaron la ley, pagarán”, dijo Trump

“El Congreso ha certificado el resultado de las elecciones y una nueva administración tomará posesión el 20 de enero. Mi objetivo ahora es asegurar una transición ordenada del poder. Este momento exige sanación y reconciliación”, expresó.

El mandatario estadounidense dijo que ha sido el honor de su vida serir a su país y mandó un mensaje a sus seguidores: “Sé que están decepcionados, pero también quiero que sepan que nuestro increíble camino solo está empezando.”

Este mismo jueves, la Casa Blanca emitió un breve mensaje donde condenó la violencia ocurrida en la toma del Capitolio, por parte de seguidores de Trump.

“Quiero ser clara: La violencia que vimos este miércoles en el Capitolio fue espantosa, reprobable y contraria al modo estadounidense. Lo condenamos, el presidente y esta administración en los términos más categóricos”, expresó Kayleigh McEnany, secretaria de Prensa de la Casa Blanca.