La venta de vehículos por internet muestra actualmente precios sumamente elevados, lo que atrajo una contracción de este tipo de comercialización en Nuevo Laredo.

                                               Por Javier Claudio

 

Sigue mal el momento en la comercialización de autos usados, luego de acelerar la caída de este tipo de ventas, al igual que la importación de autos americanos, debido a la alta demanda de temporada como efecto de los apoyos económicos emergentes del gobierno de EU por la pandemia.

“Está visto que es un mal momento para comprar y peor aún para importar, esto ante el momento de crisis en este rubro del comercio internacional luego de elevar estratosféricamente los precios en subasta, así como en la regularización”, dijo Saúl Santos Diaz, importador de vehículos.

            Detalló que este fenómeno de encarecimiento delos vehículos, se debe a la razón de que hay dinero en Estados Unidos y eso encarece la demanda, esto luego del reparto de apoyos económicos recientes por parte del gobierno por la pandemia del coronavirus”, dijo el socio de la Asociación de Yonqueros de Nuevo Laredo.

            Enfatizó al citar que la elevación de precios de los vehículos a través de las subastas en internet, pudiera ser una intervención de estrategia del Gobierno de Estados Unidos con la finalidad de evitar que las familias se gasten el dinero en otras cosas y no en auxilio para alimento.

            Señaló que vehículos que anteriormente se podía obtener en subasta en 700 dólares, hoy aparecen en el arranque de la “puja” hasta en mil 200 dólares, lo que los pone inalcanzables ante compradores que no están acostumbrados a tratar con esos precios.

            La adquisición de vehículos en subasta, durante los últimos años se ha convertido en una buena opción de ingreso económico por sus bajos precios en subasta, aunque se enfrente una importación cara, dijo por su pare Samuel Vázquez, importador de vehículos.

            “Con este encarecimiento de autos de subasta, se aleja más la importación vehicular, retenida por algunos como opción comercializadora para alivio de la economía de muchas familias”, comentó.