El candidato del PAN a Diputado local por el Distrito Uno, cuando fue alcalde apoyó a la familia, pues el menor necesitaba de una cirugía urgente para sobrevivir a una malformación 

NUEVO LAREDO, TAM.- La vida de Ian cambió totalmente; ahora sonríe, camina, juega, demuestra su cariño con esos hermosos y grandes ojos negros que lo caracterizan, gracias en buena parte a que Enrique Rivas llegó a la familia del menor para darle un esperanza a sus padres y ayudarlos a superar la  enfermedad del niño.

Ian nació hace 2 años y desde su nacimiento ha luchado con un sin fin de problemas de salud.

Yessica de la Cruz Martínez, su mamá, comentó que su hijo nació con una malformación que exponía sus intestinos y órganos duplicados, así como la falta de ano y sin un riñón.

Desesperados por la situación, los padres de Ian acudieron a solicitar ayuda a la Presidencia Municipal cuando Enrique Rivas aún era alcalde de Nuevo Laredo, quien se solidarizó con la familia y veló por Ian quien requería de una cirugía de forma inmediata.

Yessica contó que dicha cirugía era muy costosa y delicada debido a que el único riñón que tiene Ian presentaba un problema y requería un implante, afortunadamente recibieron todo el apoyo de Rivas para poder realizar la intervención.

“Cuando nos encontramos más desesperados no teníamos dinero ni para una bolsa y acudimos a la Presidencia. Gracias a Dios él (Enrique Rivas) nos ayudó a cubrir el gasto de la operación y con las bolsas de colostomía que Ian necesita, estudios, nos están apoyando mucho”, manifestó la joven madre.

Agregó que el ahora candidato a la Diputado local por el Distrito I ha estado al pendiente de Ian desde que se realizó la operación a inicios de año y antes de viajar a la Ciudad de México tuvieron la oportunidad de reunirse con él para agradecerle por el apoyo.

“Desde la operación, nos citó en persona para conocer a Ian, desde esa intervención Ian tiene una mejor calidad de vida, no subía de peso, no caminaba y ahora ya lo hace”, añadió.

Agregó que El Niño, a su corta edad, requiere más operaciones, por lo que están a la espera de un trasplante de riñón y una reconexión de intestino, entre otras intervenciones.

“Él (Rivas) nos ha dicho que si yo necesito algo él va a estar ahí. Ha cambiado mucho la vida de todos nosotros; muchísimas gracias por todo lo que nos apoyó y por seguir al pendiente, muchas gracias Enrique”, enfatizó sincera Yessica.